Escoger un producto: Muebles para acuarios

Las mesas para acuario son una solución funcional y decorativa para soportar un peso elevado, almacenar elementos y productos que utilizamos habitualmente como alimentación y accesorios y realzar la belleza de nuestro hábitat acuático.

Muebles para acuarios (3).jpg

Existen acuarios de gama muy alta que vienen con la mesa incorporada, pero en cualquier caso podemos comprarla posteriormente escogiendo el tamaño y color deseado.

Recuerda que los muebles para acuario están especialmente pensados para el recipiente que alojarán. No solo es una cuestión estética o de medidas, piensa que un acuario de gran formato puede pesar más de 500 kgs, con lo que necesita un mueble para soportar este peso.

Algunos muebles que tenemos en casa no están pensados para soportar las cargas de peso de un acuario.

Por lo general, los acuarios de iniciación se instalan siempre sobre mesas construidas en tableros de madera aglomerada o en metal. En principio no existen grandes diferencias entre ambas opciones, pero será bueno tener en cuenta que:

Las mesas de madera no necesitan ser revestidas para conjuntar con los muebles.

Las mesas de madera son más sensibles al agua al poderse deformar. Por otro lado las mesas de hierro o aluminio pueden sufrir corrosión (sobretodo en ambientes húmedos o cerca de acuarios marinos) sino están adecuadamente anodizadas o protegidas con minio. En cuanto a peso y resistencias, y gracias a los modernos diseños de la industria acuariófilica, son absolutamente indistintas.

Los soportes de obra (con cemento, ladrillos y otros materiales de construcción) en general se reservan para acuarios de gran tamaño con instalaciones complejas.

A la hora de selección de la mesa y el acuario debemos tener prevista la ubicación. El lugar disponible debe ser de fácil accesibilidad. No es recomendable que el acuario se coloque ni muy bajo ni muy alto pues esto favorecería su difícil mantenimiento y observación.

Lo ideal es que el frontal del acuario quede a la altura del pecho de quien lo vaya a cuidar, pero pequeñas variaciones de unos 20 cm arriba o abajo no son demasiado importantes.

Es importante que la ubicación no sea transitada con frecuencia como lugar de paso por las personas que vivan en la casa. Esto podría llegar a estresar a los peces, así como sufrir eventuales golpes o empujones. También procuraremos que el acuario no quede cerca de una ventana.

Aunque es un asunto muy discutido, en general la abundancia de luz solar favorecerá el crecimiento de algas no deseadas, y además hará palidecer los colores de los habitantes del acuario. Junto a las ventanas, los cambios de temperatura son más bruscos también. Evitémoslas.

Por otra parte recuerda que puedes encontrar lo necesario para complementar tu acuario de una forma barata y con productos de gran calidad de marcas número 1 del mercado, en nuestra selección de decoración para acuarios.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder