Escoger y equipar la jaula de un roedor

En general, los roedores tienen necesidades similares en cuanto a la jaula, el lecho para ésta y los juguetes.

Todo esto lo encontramos en las tiendas de animales, tanto las diferentes medidas de las jaulas como la variedad de lechos, juguetes y comidas.

shutterstock_72755482.jpg

Lo necesario, para tener un roedor en nuestra casa es:

La jaula

En el mercado existen gran variedad de medidas y estilos de jaulas dependiendo para qué roedor está pensada. Todas se componen por dos partes, una es la base, de plástico duro donde va el animal y la otra, que hace de tapa, son los barrotes de la jaula, así el animal siempre tiene luz y ventilación. 

Así, para conejos, cobayas  y chinchillas las jaulas son rectangulares, anchas y no muy altas, donde la separación entre barrotes es ancha.  La mayoría tienen una puerta en la parte superior de los barrotes por donde podemos abrir y poner la comida y el agua sin necesidad de levantar toda la parte superior.

Las jaulas para hámsters son más pequeñas, normalmente cuadradas  y al igual que las jaulas para conejos y cobayas, tienen la base de plástico y la tapa que se forma por los barrotes. La separación de entre éstos es más pequeña para que no se escapen. 

En el caso de los jerbos y las ardillas, sus jaulas son de dimensiones diferentes. Como son animales más nerviosos y necesitan más espacio para moverse, las jaulas tienen que ser más altas para que puedan trepar y saltar. También tienen barrotes. 

Los jerbos pueden estar en acuarios rectangulares de cristal, en donde pondremos una base de lecho más gruesa que en una jaula normal y así pueden escarbar y buscar comida igual que haría en la naturaleza. El acuario nos ayuda a que todo lo que escarban no va al suelo de la habitación, además nos da más opciones para colocar diferentes pisos con rampas para que el animal suba y baje y pueda hacer ejercicio.

Lecho para la jaula

Existen dos tipos de lechos:

Maíz triturado en forma de bolita.

Virutas suaves de madera. 

Tanto un sistema como otro absorben muy bien la orina del animal y son materiales limpios y prácticos.

En las tiendas de animales especializadas encontraremos las dos variedades sin problema.  

Accesorios

Se pueden clasificar en:

Objetos para roer: son las figuras u objetos de madera que les sirven para desgastar sus dientes. A todos los roedores les va igual de bien. 

Objetos para la diversión: lo más típico son las ruedas y los tubos de colores por donde los hámsters atraviesas para ir de un lado para otro de la jaula. Hay muchas medidas y formas para escoger. En las tiendas de animales encontraremos más objetos para que se diviertan.

Objetos para viajar: la manera segura para transportar un animal pequeño, como un roedor, son los transportines hechos a su medida.

El lavabo: es bueno que tengan un sitio o recipiente donde puedan hacer sus necesidades. El conejo es uno de los que puede aprender a hacerlo.

Lugares para esconderse: la mayoría les gusta esconderse y para ello usaremos  algodón para los hámsters y cajas o nidos para las chinchillas y cobayas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder