Exótico de pelo corto

La raza de gato Exótico de pelo corto se caracteriza por ser una raza de fácil convivencia, la cual se adapta a cualquier tipo de situación. Acostumbran a ser gatos juguetones y cariñosos con sus dueños.

Al ser de pelaje corto, el cuidado no debe ser muy meticuloso, con un cepillado regular para eliminar el pelo muerto debe bastar.

Se caracteriza por tener una cara más bien plana. El pelaje admite todas las combinaciones de colores. Son medianos y robustos.

exotico pelo corto 2.jpg

El Gato Exótico es una raza de gato que tiene la complexión del gato persa pero con el pelo corto.

Se obtuvo por hibridación del British Shorthair y el American shorthair con los persas, obteniéndose un gato de complexión robusta y pelo corto y denso. Esto se hizo con motivo de agregar el gen del pelo corto al pool de genes del persa. Está aceptado como raza pura desde 1967, cuando compitieron en el campeonato 1º de Mayo.

Si bien no goza de la popularidad del gato persa, esta raza se ha extendido rápidamente gracias a que el cuidado del pelo es menos complicado y al no caerse tanto, genera menos alergias.

El gato Exótico de pelo corto es sin duda el pariente más cercano del Persa, mantiene casi todas sus características a excepción de la fundamental, la largada de su pelo. A pesar de ser una raza creada artificialmente, se ha conseguido con gran éxito dotar a estos animales de un magnífico aspecto y de un excelente carácter, ideal para tener en casa.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El gato Exótico de pelo corto posee un carácter tranquilo y sociable, de fácil convivencia, acepta muy bien a otro compañero de su misma especie.

El gato Exótico tiene una personalidad suave y tranquila que recuerda a los persas, pero es más vivo. Curiosos y juguetones, es amigable con otros gatos y perros. Raramente maúlla. No le gusta estar solo, y necesita la presencia de su dueño. Tienden a mostrar más cariño y lealtad que la mayoría de las razas.

Cuidados y Salud:

El gato Exótico de pelo corto no exige un cuidado demasiado meticuloso de su pelaje. Bastará con cepillados frecuentes para eliminar el pelo muerto.

En general se trata de una especie sana, ha superado en buena medida las afecciones típicas de su antecesor el gato Persa aunque se siguen localizando algunos casos de alteraciones oftalmológicas, mandibulares o faciales producidas como consecuencia del acortamiento de su cara.

Historia:

A finales de la década de 1950, la raza que conocemos actualmente con el nombre de American Shorthair era llamada Doméstico de pelo corto (o Doméstico a secas). Esta raza había estado presente en el mundo de la afición felina desde sus primeros tiempos. Tuvo bastante éxito, pero resultó difícil de mantener a medida que pasaron los años.

El Doméstico derivó de la población felina indígena que fue llevada a EE.UU. por los británicos y otros pioneros europeos. Como consecuencia de sus humildes orígenes, fue considerado como un felino de segunda categoría. Ésta fue una situación progresiva que se dio a medida que las glamorosas razas extranjeras se fueron ganando, más y más, la fama. De hecho, no era infrecuente que los expositores de Domésticos se encontraran con que no tenían instalaciones para exponer sus ejemplares sobre unos bancos y no pudieran obtener copas ni otros galardones.

Si esta raza quería ser competitiva respecto a las razas glamorosas, necesitaba un lavado de cara completo. Sólo cuando superara su imagen de raza de segunda categoría conseguiría su merecido estatus. Como contraste, se había acordado una categoría prácticamente regia para el Persa desde el momento en que apareció en la primera exposición felina: fue colocado sobre un pedestal y fue considerado como el epítome de lo que debía ser un gato de exposición de pedigree.

Como consecuencia, algunos criadores pensaron que el hibridamiento del Doméstico con el Persa mejoraría el tipo del primero, aportándole así un mayor atractivo. La raza se podría distinguir mejor de los gatos mestizos normales tan familiares para los estadounidenses. Al mismo tiempo, se esperaba que la densidad de su pelaje mejorara. Para completar esta nueva imagen, la raza perdió el apelativo «Doméstico» en 1965 y se convirtió en el American Shorthair (Americano de pelo corto). Esto le proporcionó una identidad mejor y más nacionalista.

También hubo criadores que estaban contentos con el «tipo» Doméstico, pero creyeron que se podrían añadir otros colores, lo que haría aumentar su atractivo. En particular, existía el deseo de conseguir el color silver de ojos verdes del Persa.  Durante este mismo periodo, algunos criadores estaban experimentando con el Persa. Carolyn Bussey intentó crear un Persa marrón a finales de la década de 1950. Cruzó a un Persa con un Burmés y la descendencia de pelo corto fue encantadora. Esto le dio la determinación de intentar conseguir un Persa de pelo corto. Carolyn no era la única que tenía este deseo.

Otros criadores estaban cruzando al Persa con otras razas, como el Azul Ruso, para conseguir el mismo fin, y así se produjeron varios híbridos a partir del Persa. Se debería añadir que la introducción de nuevos colores o patrones de coloración es algo bastante común en los círculos felinos. Pero cuando se hace para cambiar el aspecto de una raza, como sucede en el caso del American Shorthair, se trata de algo menos frecuente y que siempre es más controvertido.

En cualquier afición que implique a las mascotas, siempre hay continuos debates sobre las cosas correctas y las incorrectas de las influencias marcadas por las tendencias, además de sobre la necesidad de hacer o no hacer esto o aquello para asegurar la supervivencia de una raza, un mayor atractivo y el progreso. Estos debates siempre han sido acalorados en lo tocante a los gatos. La situación que se dio en el caso del American Shorthair mantuvo esta tradición.

Estaban aquellos que creían que la raza estaba viéndose arruinada por los cambios en su tipo con el único propósito de aproximarse a los caprichos impuestos por la moda. A estos criadores se les conoce como tradicionalistas y se les puede encontrar en todas las razas. En este caso, su único motivo de preocupación era que se estaba introduciendo más de un color o patrón de coloración. También estaban aquellos otros que consideraban que los cambios significaban progreso. Creían que ésta era una forma aceptable de evolución basándose en que una raza felina no es algo fijo y por tanto no es inmutable.

Otros consideraron que los cambios daban a los criadores que progresaban una ventaja injusta en el ring de las exposiciones de belleza cuando el nuevo tipo de Americano de pelo corto empezó a obtener triunfos a expensas del tipo tradicional. En conjunto, la situación era totalmente inaceptable para los criadores veteranos de aquella época. Sintieron que su raza ya no se mantenía fiel a sus orígenes ni a su estándar oficial.

Se puede añadir que aunque estos gatos híbridos de pelo corto mostraban un aspecto distinto al ser comparados con los Americanos de pelo corto normales de esa época, no era algo tan exagerado como se pudiera pensar. En aquellos tiempos, el Persa no tenía una cara tan característica como en la actualidad. Pero debemos observar la situación a través del espejo de los tiempos en que esto estaba sucediendo, y se consideró que los cambios eran extremados.

La controvertida situación se resolvió en 1966 mediante la fallecida Jane Martinke, una afamada criadora de Americanos de pelo corto y jueza de todas las razas felinas. Jane pudo ver el peligro de la tendencia hacia el cambio de la esencia del Americano de pelo corto, pero aún así tuvo la lucidez para ver que el nuevo tipo tenía un gran potencial como raza por derecho propio.

Jane sugirió a la Cat Fanciers Association (CFA), la principal sociedad felina estadounidense con libro de orígenes genealógico, que se creara una clase distinta para dar a este tipo de híbrido un estatus de raza. Esta sugerencia fue aceptada y a esta categoría se la denominó «Raza Híbrida Establecida». Es interesante ver que, junto a este híbrido, la raza Korat, que no es un híbrido, fue clasificada en esa categoría ese mismo año.

Al principio se sugirió que esta nueva raza recibiera el nombre de Sterling, ya que el color silver (plateado) era bastante popular (en inglés, sterling silver significa plata de ley). No obstante, este apelativo nunca fue utilizado y el nombre Exótico de pelo corto (Exotic Shorthair) fue, al final, la denominación preferida. Actualmente se llama a esta raza Exótico de pelo corto o, simplemente, Exótico. También se decidió que cualquier color y patrón de coloración resultarían aceptables en esta raza. Se redactó un estándar basándose en el del Persa, pero con el pelaje corto y, finalmente los Exóticos se reprodujeron entre ellos. Su primera aparición en las exposiciones felinas fue en 1967.

Una vez que el Exótico de pelo corto fue una realidad, otros criadores de Persas empezaron a mostrar un interés creciente por aquel. Inicialmente, existían aquellos que mostraban reservas sobre esta nueva raza, pero su éxito creciente acabó por superar todas las barreras. No pasó mucho tiempo hasta que los principales criaderos de gatos Persas empezaran a crear sus primeras líneas de Exóticos. En 1972, la American Cat Fanciers Association (ACFA) otorgó su reconocimiento a esta raza, y la Cat Fanciers Federation (CFF) pronto hizo lo mismo. Hoy día, todas las principales sociedades felinas del mundo otorgan el pleno reconocimiento a esta raza y la posibilidad de que obtenga títulos de campeón.

El aspecto del gato Persa de la década de 1950 era bastante diferente al que tiene en la actualidad. Con el paso de los años, esta raza se fue haciendo más extremada, y el estándar del Exótico fue modificado para reflejar esta situación. Desde hace ya algunos años, cuando un nuevo color o patrón de coloración debe ser tenido en cuenta por la CFA para estas razas, es necesario el acuerdo de los consejos de ambas razas antes de poder llevar a cabo cualquier adición.

La raza Exótico de pelo corto fue desarrollada como un híbrido. Se han realizado numerosos intentos para asentar una línea de Exóticos de cría pura (homocigotos), pero esto nunca se ha logrado con un éxito duradero. Esto supone para el criador más problemas de los normales para la mayoría de las razas felinas. Así pues, es importante que el aspirante a propietario comprenda por qué esto es así y cuál es la consecuencia.

El gen que controla el pelo largo se hereda de forma recesiva y se simboliza mediante la letra minúscula «l». Para que un gatito tenga el pelo largo debe heredar este gen de ambos progenitores. Su genotipo será, por tanto, ll. Si apareamos un gato de pelo corto con uno de pelo largo, los gatitos recibirán un gen para la longitud del pelaje de cada progenitor. El gen del pelo corto, simbolizado mediante la letra mayúscula «L» es dominante sobre el del pelo largo. Un cruzamiento tal daría lugar a un 100% de gatitos con el pelo corto con el genotipo Ll. Se dice que este genotipo es heterocigoto y que se trata de un Exótico de pelo corto.

Si dos Exóticos portadores del gen para el pelo largo se aparean, las expectativas teóricas de la camada son un 25% de gatitos de pelo largo puros y un 75% de Exóticos. La ecuación genética es: Ll x Ll = LL, Ll y ll. La descendencia de pelo largo recibe el nombre de variantes. De los Exóticos, dos terceras partes serán heterocigotos y el tercio restante, homocigotos.

Sólo mediante apareamientos subsiguientes, y potencialmente numerosos, sería posible determinar cuáles de los Exóticos serían los homocigotos. Desgraciadamente, incluso cuando lo hayamos dilucidado, se ha visto que el apareamiento entre ellos a lo largo de un cierto periodo de tiempo da lugar a la pérdida de la calidad del pelaje y del tipo corporal. Esto significa que estos individuos deben ser apareados nuevamente con un Persa para recuperar la calidad. Como consecuencia, el criador de Exóticos siempre se enfrenta a la situación en la que puedan haber uno o más gatitos de pelo largo (variantes) en sus camadas. Estos gatitos tienen valor desde el punto de vista de la cría, pero no pueden ser vendidos o exhibidos como si se tratara de Exóticos.

Aunque el Exótico es totalmente estadounidense, su tipo genético había estado presente en Gran Bretaña desde los primeros tiempos de la afición por los gatos. No obstante, no fue desarrollado posteriormente hasta que su hermano estadounidense consiguió el estatus de raza. Los primeros cruces conocidos entre gatos Persas y Domésticos de pelo corto se llevaron a cabo en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial.

La razón fue que el grupo de Británicos de pelo corto (British Shorthair) era reducido. El Persa fue utilizado para mejorar el tipo corporal. Una vez conseguido esto, no se necesitaron más híbridos y cualquier gatito de pelo largo nacido de una camada era vendido como mascota.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el grupo de Británicos de pelo corto de pura raza se había visto diezmado una vez  más. Así, y de nuevo, surgió la necesidad de hibridar con el Persa. No obstante, se utilizaron otras razas, como el Chartreux francés y el Azul Ruso, tal y como sucedería unos pocos años más tarde en EE.UU. Esto provocó grandes controversias tanto en Gran Bretaña como en EE.UU. El Governing Council of the Cat Fancy (GCCF) acabó por prohibir que estos híbridos fueran inscritos en el libro de orígenes genealógico como Británicos de pelo corto.

Pero había muchos criadores que encontraron que esta combinación híbrida era de lo más atractiva. Una vez que el Exótico se convirtió en una raza con un seguimiento creciente en EE.UU., su desarrollo en Gran Bretaña fue predecible. Ya había muchos gatos que eran Exóticos en todo, menos en su nombre. Algunos criadores empezaron a desarrollar a este híbrido y al principio les llamaron Exóticos Británicos de pelo corto. Esta práctica cesó a medida que la raza tuvo más seguidores, momento a partir del cual se eliminó la palabra «Británico» de su nombre.

El reconocimiento para el Exótico en Gran Bretaña llegó en 1983 de manos de la recientemente fundada Cat Association. Un año más tarde la Federación Internacional Felina (FIFe), con sede en Europa, hizo lo mismo. En 1986, la GCCF otorgó el reconocimiento preliminar a esta raza. Esto progresó hasta el reconocimiento provisional en 1992 y hasta el estatus con posibilidad de obtener títulos de campeón en 1995.

El primer Exótico estadounidense que llegó a Gran Bretaña fue el Gran Campeón Purrfun My Main Man, un ejemplar de color humo negro. Fue obtenido en 1985 por un consorcio de criadores a través del Exotic Cat Breeders Club en EE.UU. Jenny Rogers le alojó en su criadero Tzarkesh, en Norfolk, y se convirtió en uno de los principales vencedores de aquellos primeros tiempos en Gran Bretaña.

Otro pilar de esta raza en aquella primera época fue un macho azul, Soulsease Starborn, criado por Alan y Elissa Coleman. Starborn fue el primer Exótico que obtuvo un Merit Certificate (Certificado de Mérito). Junto con My Main Man, fue el gran vencedor durante el primer año de esta raza como gato de exposición. Christine Wilson, una importante jueza de esta raza, adquirió a Starborn para su exitoso criadero Pometta.

A lo largo de los años y desde entonces, muchos más Exóticos estadounidenses y alemanes, suecos, italianos y de otros países de la Europa continental han sido exportados a Gran Bretaña para asegurar que la reserva genética sea amplia y de alta calidad. Esta raza cuenta con la ventaja de poseer dos clubes en Gran Bretaña. El más antiguo es el Exotic Cat Club, fundado en 1983 por Janet Green, una jueza de la FIFe. Este club celebró su primera exposición de campeonato en el primer año de este milenio. El segundo club, la Exotic Shorthair Breeders Society se fundó en 1984. Más tarde fue rebautizada con el nombre de Exotic Shorthair Cat Society.

Apariencia General:

El Exótico de pelo corto es perfectamente reconocible por su característica cara plana.
En general se trata de animales de tamaño medio, de constitución robusta. El pecho es profundo y los hombros son macizos, al igual que la espalda.

El Exótico tiene una cabeza redondeada y maciza, con pómulos llenos y la frente también redondeada. Su nariz es corta y ancha y tiene un stop definido. Los ojos son grandes y redondos, bien separados y claramente visibles.

Las orejas son pequeñas y redondeadas en la punta. De implantación separada entre ellas y con una leve  inclinación hacia delante al observarlas de perfil.

Posee unas patas cortas y de buena osamenta, lo que les confiere un aspecto grueso.  Los pies son grandes y redondeados, firmes y con los dedos bien juntos.  Tiene cinco dedos en los pies delanteros (incluyendo el espolón) y cuatro en los traseros.

El Exótico muestra un pelaje afelpado, de textura suave y muy denso. El pelo sobresale del cuerpo debido a su densidad y nunca deberá quedar pegado a él. El pelo es más largo que en el caso de las típicas razas de pelo corto, pero no tanto como para caer sobre el cuerpo.

Existen siete colores unicolores (también conocidos como sólidos o «self») en esta raza: blanco, negro, azul, chocolate, lila, rojo y crema. El color es siempre el mismo en todo el cuerpo. Debería ser uniforme desde las puntas a las raíces de cada pelo, y debe estar libre de pelos blancos (excepto en la variedad blanca) y de cualquier marca o tono shaded. El pelaje shaded implica la existencia de zonas del pelo en las que el color es más oscuro que en otras zonas.

Hay unos 15 dibujos o marcas en el Exótico. Entre éstos se incluyen los dibujos sencillos, como el tabby, y los compuestos, formados por dos o incluso tres dibujos que se superponen. Muchos de estos dibujos están disponibles en todos los colores, y otros se basan en combinaciones de colores específicos. Las faltas se refieren a deficiencias graves en el dibujo o marca que se está teniendo en cuenta, además de los fallos en el color de los ojos o el reborde de los mismos, la falta de contraste entre las marcas y el color de base, y la falta o exceso de color blanco.

El abanico de colores y patrones de coloración de los que se dispone es amplio e incluye todos los colores sólidos, además de varios de éstos en combinación con el tortie point, el tabby point y el tortie tabby point. No existe el colourpoint negro, estando reducido este color a uno marrón oscuro que recibe el nombre de seal (foca).

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder