Fox terrier, conoce la raza, consejos

La raza Fox Terrier es una raza caracterizada por su vitalidad e inteligencia. Se adapta a cualquier hábitat, ya sea urbano o rural.

 

No requiere de especiales cuidados, con cortarle su pelo de vez en cuando es suficiente para que crezca sano.

 

Sus rasgos distintivos son el morro alargado y un duro pelo. Acepta variedades de color, pero tono predominante es el blanco. Difícilmente llega a los 10 kilogramos de peso.

Fox Terrier 2.jpg

Ficha de Raza

El Fox Terrier es una raza de perro que era usada antiguamente para hacer salir a los zorros, que eran perseguidos por perros de rastreo, de sus escondites. Actualmente este Terrier se utiliza como animal de compañía. Existen dos tipos de Fox Terrier, el de pelo duro (alambre) y el de pelo liso. Ambos se desarrollaron en Inglaterra hace unos doscientos años y probablemente desciendan de distintos ancestros.

Las dos variedades de Fox Terrier fueron cruzadas para dar a la versión de pelo duro el color blanco y una cabeza más definida que la mostrada en el otro tipo. Actualmente se mantiene la división para que cada variedad conserve su pelaje característico, que es en definitiva suave, liso y duro en el del pelo liso, y duro y tieso el de pelo duro. Por lo demás son prácticamente iguales, con el blanco como color predominante y manchas negras o castañas.

El Fox Terrier más moderno, catalogado como nueva raza, es el Fox Terrier Chileno.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Fox Terrier es un perro vital y elegante. Es alegre, inteligente, valiente y totalmente Terrier. Es listo y atractivo, posee un gran optimismo y una bravura incuestionable. Es un perro hermoso, deseable como compañero y útil. Además, es un perro de buen tamaño y fácil de tener en un piso en la ciudad. De todas formas, es un perro muy activo y le gusta tener un amo tan interesado por la vida como él.

Los Fox Terrier son, básicamente, perros sensatos. No se quedarán de pie en el jardín ladrando durante horas, como sí harían otras razas, sino que ladrarán cuando oigan un ruido para alertar a sus amos. Es un luchador nato y disfrutará con una trifulca de vez en cuando, o por lo menos disfrutará persiguiendo a un gato hasta que éste se suba a un árbol. Todos los Terrier, dado su instinto, tienen tendencia a excavar en el jardín si se aburren.

Debe determinarse desde un buen principio quién va a ser el jefe en casa, pero, debido a su inteligencia, son perros fáciles de adiestrar y es sencillo vivir con ellos. Son mascotas sensacionales que disfrutan enormemente con su familia y con sus actividades. Actualmente pasan más tiempo sentados en un sofá que persiguiendo alimañas por el campo.

El color blanco procede de un “gen moteador” que actúa restringiendo la formación de color en mayor o menor grado, no estando relacionado con el albinismo en ningún caso.

Tienen todos una dentadura grande y fuerte en proporción con su talla, además de un buen oído y una excelente vista. Sin importar durante cuántas generaciones hayan sido criados como mascotas, el propósito con el que la raza fue creada permanece vivo en ella.

Los Fox Terrier, al igual que sucede con otros Terrier, pueden suponer un reto en el ring de las pruebas de obediencia. Los Terrier no son razas con las que resulte fácil trabajar en obediencia. Su inteligencia superior a la media y su talante independiente pueden suponer un mayor reto que el cursillos de obediencia verá muchos Golden Retriever, Caniches y Shetland Sheepdog, ya que resulta fácil trabajar con estas razas. No sólo son inteligentes, sino que, además, quieren complacer a sus amos.

El Fox Terrier es muy activo y se distrae con facilidad, pero es un perro muy inteligente y responderá con el adiestramiento. Por supuesto, cuando se está adiestrando a un perro pequeño e independiente, el adiestrador aprenderá a tener paciencia mientras el perro asimila el «siéntate» y el «quieto». El Fox Terrier es un perro rápido, alerta e inteligente y le gusta considerar a su propietario como su igual.

En este enlace puedes encontrar productos específicos de gran calidad que te pueden ayudar a realizar la dura tarea del adiestramiento, además de otros productos más básicos como los de alimentación o higiene y belleza.

Cuidados y Salud:

El Fox Terrier es una raza de perro que requiere pocos cuidados. Al Fox Terrier de pelo duro debe cortársele el pelo regularmente para que mantenga la forma y el color.

Los Fox Terrier son perros muy sanos, al igual que la mayoría de Terrier. De todas formas, existen problemas de salud en la mayoría de las razas caninas y el Fox Terrier no supone una excepción.

Los Fox Terrier tienen cierta predisposición a padecer luxación del cristalino, cataratas y dermatitis atópica.

Además de los ya mencionados, anteriormente los Fox Terrier pueden padecer problemas como la dislocación del hombro y también en alguna rara ocasión la enfermedad de Legg-Perthes.

Las tiendas especializadas como las de nuestros patrocinadores ofrecen productos de gran calidad para mantener cuidada a tu mascota durante todo el tiempo. Una opción muy cómoda, rápida y económica para tus compras.

William Haynes escribió en 1925: «El Terrier es un diablo con suerte, ya que, por lo general, no pasa mucho tiempo en el hospital. Todos los miembros de la familia de los Terrier, desde el gigante Airedale hasta el pequeño Scottish, tienen una gran deuda contraída con la madre naturaleza por haberles bendecido con una constitución marcadamente robusta. Incluso cuando están verdaderamente enfermos, se recuperan con una sorprendente rapidez»

Historia:

Esta raza de perros fue creada para ayudar en la caza del zorro. Antes de su creación, la cacería solía acabar en fracaso en cuanto el zorro alcanzaba su guarida. La introducción del Fox Terrier en la caza resolvió parcialmente este problema: cuando el zorro se trataba de escabullir bajo tierra, el Terrier era enviado en su búsqueda. Esto dio lugar a los requerimientos concretos de esta raza: en primer lugar, tener la resistencia necesaria para correr junto al grupo de cacería, segundo, ser lo suficientemente pequeño para introducirse en la guarida del zorro, y tercero, ser duro y fuerte, ya que un zorro acorralado en su guarida podría tratar de repeler al intruso y generar un enfrentamiento.

Se cree que el primer Fox Terrier aparece en el Siglo XVIII. Fue el resultado de diferentes cruces con el Terrier Cazador Ingles, utilizado para caza de zorros y tejones en madriguera.

Pasó más de un siglo hasta que se presentó en la primera exposición internacional, celebrada en Newcastle, Australia en 1859.

Fue la Reina Victoria de Inglaterra, la que popularizó esta raza, ya que añadió a su corte varios ejemplares en los últimos años del pasado siglo y principio del presente.

Durante el Siglo XIX, se denominaba como Fox Terrier a todos los perros capaces de entrar en una madriguera y de luchar cuerpo a cuerpo con los animales salvajes de pequeño tamaño que vivían en ellas. Perros que sabían cómo desalojar a la zorra de su madriguera hasta ser abatida.

Este perro cazaba en las rehalas de perros para zorro, y precedía a los cazadores a caballo. Debemos tener presente que el perro de aquellos años es muy diferente al Fox Terrier que conocemos hoy en día.

Según los grabados de la época, no era un perro muy agraciado sino que tenía una estatura baja, y poseía la cualidad natural de descubrir madrigueras y saber desanidarlas con inigualable destreza, al margen de las enseñanzas que pudiera impartirle el hombre. Cazaba por instinto, atacando a cualquier animal o alimaña salvaje que se pusiera en su camino.

Naturalmente, el Fox Terrier de hace ciento cincuenta años estaba lejos de poseer la elegancia que presentan los ejemplares que podemos encontrar actualmente. Fue a partir de 1876, cuando Europa entraba en un período de paz, después de innumerables conflictos bélicos, cuando pudo dedicarse con tranquilidad al perfeccionamiento de las razas caninas. No es casualidad que sea a partir de esas fechas cuando se comienza a organizar las primeras exposiciones importantes tanto en Reino Unido, como en el continente y empiezan a fundarse los diversos clubs especializados en el perfeccionamiento y difusión de las distintas razas de perros.

Es a finales del siglo pasado cuando empieza a vislumbrarse el tipo de perro que conduciría al Fox Terrier actual. Con posterioridad a la fundación del club dedicado a esta raza se establecerá el primer prototipo de raza.

Apariencia General

El Fox Terrier tiene la cabeza plana y el hocico largo. Sus orejas son pequeñas y caen hacia delante y sus ojos son chicos y de color oscuro. Tiene el cuello musculoso y sin papada, y sus patas son musculosas. Tienen la cola generalmente amputada o muy corta, y su pelo es rizado y duro de color blanco con marcas de la mayoría de los colores.

Perro activo y alegre, de pequeño volumen en el que se combinan huesos de buena sustancia y gran fortaleza física, nunca pesado ni tosco. Su estructura presenta un equilibrio perfecto, particularmente en lo que a las proporciones entre el cráneo y el hocico se refiere, y de igual manera entre la altura a la región de la cruz y el largo del cuerpo desde la punta de la escápula hasta la cadera, que parecen aproximadamente iguales. Se yergue como el caballo de caza que posee una espalda corta y es capaz de cubrir mucho terreno.

La altura a la cruz es de 39-40 cm cm aproximadamente y el peso de 8 – 9 kg.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder