Fox Terrier, enfermedades y problemas de salud

Los Fox Terrier son perros que gozan de una excelente salud aunque, como ocurre en la mayoría de razas, tienen propensión a sufrir ciertas enfermedades hereditarias.

foxterrier2.jpg

Es importante tenerlas en cuenta antes de pensar en hacer que tu perro se reproduzca.

Las disfunciones visuales son comunes en los perros de esta raza, que pueden padecer subluxación y luxación del cristalino del ojo. Es decir, esta membrana del ojo se mueve, en mayor o menor grado, hasta perder su posición original, lo que provoca dolor, enrojecimiento y opacidad. Existe una tendencia genética que posibilita la aparición de este problema ocular.

Asimismo, los Fox Terrier tienen también predisposición a padecer enfermedades en la piel, como la dermatitis atópica, y alergias que toman forma de erupciones.

Otras enfermedades habituales en estos perros son de tipo óseo, como la dislocación de hombro y, en menor grado, la enfermedad de Legg-Perthes.  La dislocación de hombro se da cuando la cabeza del húmero se mueve de su cavidad, y daña los ligamentos, tendones y músculos. Sus causas pueden ser variadas, desde genéticas a lesiones producidas en por un golpe.

En cuanto a la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, se define como una degeneración casi total de la articulación de la cadera del perro, y la inflamación del hueso y las articulaciones. Afecta sobretodo a los cachorros de meses, y sus principales síntomas son la cojera, dolor al hacer algún tipo de movimiento, y atrofia de los músculos de la pata afectada.

Ten siempre presente que todas las enfermedades de los Fox Terrier descritas en este artículo pueden ser tratadas por un veterinario. Si ves que tu perro tiene alguno de sus síntomas, no dudes en consultar a tu especialista de confianza, para que tenga la oportunidad de llevar una vida lo más sana posible. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder