Galgo, razones para escoger esta raza

El Galgo o Lebrel es una raza de perro recomendada para familias por ser de carácter inteligente, cariñoso y tranquilo. Además, su comportamiento es ideal, porque comprende a la perfección las órdenes, cuando éstas se dicen con firmeza.

galgoespanol1.jpg

La convivencia con los niños es inmejorable. A los Galgo les encanta jugar con ellos aunque también les enseñará cuáles son sus límites, siempre usando el amor y la paciencia.

Por su parte, los Galgo adoran dormir mucho, por lo que no es un perro que se la pase jugando o saltando de aquí para allá. Son bastante sedentarios por más que hayan sido creados para las carreras.

Otro punto de los Galgo es que son muy veloces y sobre todo, les gusta perseguir animales pequeños (como gatos o conejos). Cuando se lo lleve de paseo siempre hacerlo con collar y correa y no sueltos, por esta misma razón.

Al tener un instinto de cazador, ante cualquier ocasión que pueda demostrarlo, no dudará en hacerlo. La enseñanza y el entrenamiento serán vitales para los Galgo, que aprenden muy rápidamente.

Según el tipo de Galgo que se tenga, tendrán más o menos pelo. Si por ejemplo, se opta por un Galgo Afgano, tener en cuenta que se le enreda mucho y pierde bastante, por lo que habrá que cortarlo y peinarlo periódicamente.

Se adapta muy bien a cualquier ambiente. Durante los primeros días tal vez se muestre temeroso, pero solamente será hasta que se acostumbre. Por ser un perro alto y largo, no se aconseja para pisos, sino más bien para casas con jardín. Allí además podrá hacer ejercicio y correr a velocidad.

Por último, cabe señalar que tiene un andar muy sofisticado y delicado, por lo que ha sido usado por la aristocracia por décadas. Entonces, los que deseen un perro bello y de “nivel”, no pueden dejar de tener un Galgo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder