Gato Oriental, su conducta y vivir con él

Tan particular como su aspecto es la conducta del gato oriental. Y eso que muchos de los mitos que se atribuyen a esta raza al respecto no son más que exageraciones o extrapolaciones de individuos concretos con mal carácter.

 
gatooriental.jpg

El gato oriental de pelo corto es un animal temperamental y muy curioso, que siempre estará revoloteando para olisquear cualquier elemento novedoso que haya en la casa. 

Son soberbios y muy orgullosos, algo que puede crear quebraderos de cabeza a algunos dueños. Así, si por ejemplo no hemos atendido las necesidades de carantoñas del gato o lo hemos dejado durante demasiado tiempo solo el animal nos hará saber su enfado con varios días de desafecto. Por ello no resulta una raza ideal para mantener si no se tiene clara la posibilidad de prestarles más atención que al gato doméstico común.

Por todo lo anterior es un gato que no resulta ideal en casas con niños pequeños, ya que en ocasiones éstos pueden llegar a agobiarlo. De trata además de un gato muy juguetón, que estará siempre necesitado de nuevos estímulos para moverse y jugar con su dueño. Su comportamiento con otros animales de la misma raza no será tan agradable, dado su carácter poco sociable intraespecíficamente, por lo que no es recomendable hacer que socialice con ellos, y mucho menos con otros animales de especies diferentes.

Aunque casero, es un gato que agradecerá ciertas visitas al exterior, y que encontrará siempre la forma de escaparse si no le son propiciadas. Su potente maullido lo hace perfectamente reconocible y su inteligencia hace que no suela extraviarse, por lo que debemos favorecer estas exploraciones.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder