Gato Pixie bob, salud y prevención de enfermedades

La de pixie bob es una raza felina especialmente fuerte en lo físico, que no suele tener demasiados problemas en cuanto a salud o enfermedades. Esta fortaleza se deriva tanto de su especial constitución física como de sus particularidades de comportamiento.

 
pixiebobsalud.jpg

Empezando por los segundos el pixie bob es un gato casero y hogareño que pasará la mayor parte de su tiempo en el domicilio, y que no mostrará especiales ganas de salir a la calle a correr aventuras. Y eso, evidentemente, hace que el peligro de contraer infecciones o de lesionarse de alguna manera sea mucho más bajo que en otras razas gatunas.

En cuanto a su cuerpo, este gato es muy robusto y no resulta nada delicado en la contracción de enfermedades, por lo que resulta ideal para cualquier hogar.

Eso sí, tiene tendencia a comer bolas de pelo y realiza una muda estacional, por lo que tendremos que cepillarlo al menos una vez por semana de forma bastante concienzuda para conseguir que no esas bolas no lleguen a provocarle problemas intestinales. Para prevenir esto también podemos aumentar la fibra en su dieta obligarle a hacer deporte, algo especialmente sencillo con este gato, ya que su carácter afable y cariñoso hace que incluso podamos adiestrarlo para ser paseado por la calle con correa.

Esto sería ideal para conseguir que el animal no caiga en el sobrepeso, otro de los grandes peligros del pixie bob debido al gran tamaño que alcanzan de adultos. En casos extremos de problemas con bolas de pelo podemos acudir a nuestro veterinario para que le receten algún tipo de engrasante intestinal con el que consiga expulsarlas de su organismo.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder