Gato Scottish fold, consejos sobre su alimentación

La alimentación perfecta para los gatos de la raza scottish fold tiene mucha relación con su especial complexión física, y aunque resulta bastante sencilla sí que requiere seguir una serie de normas básicas para conseguir que el animal crezca fuerte y sano.

 
scotishfold1.jpg

En primer lugar hay que señalar que el scottish fold es un gato de tamaño bastante grande y que, además de eso, tiene un cuerpo musculoso, compacto y robusto. Por ello es un animal que muestra cierta tendencia a coger kilos de más, lo que puede resultar muy perjudicial para él en su vejez, provocando problemas articulares, cardiovasculares o la aparición de diabetes.

Por ello es recomendable que el scottish fold tenga una alimentación equilibrada y baja en grasas. Sería preferible que consumiese más alimento seco que húmedo, y en su caso podría adicionarse una pequeña parte de alimento bajo en calorías. En el caso de que el animal se mostrara reticente a esta comida se podría mezclar con algún alimento especialmente aromático que lo hiciera más apetitoso para él. Por esa misma razón (evitar el sobrepeso) tendremos que procurar que el gato haga ejercicio, animándole a jugar y a dar paseos.

El segundo punto a tener en cuenta es la especial forma que tienen las orejas del scottish fold, que determinan también unas necesidades propias en su dieta. Así habrá que intentar evitar cualquier suplemento alimenticio que contenga calcio, puesto que puede deformar las orejas del animal. En general los alimentos ricos en calcio serán perjudiciales para esta raza de gatos.

Al margen de esto estamos ante una raza sin especiales necesidades nutricionales que resulta muy sencilla de mantener.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder