Gato Scottish fold, su conducta y vivir con él

El scottish fold resulta ser un animal ideal para la casa, con un trato afable y cariñoso, nada exigente y que puede convivir a la perfección con el resto de miembros de la familia e incluso con otras mascotas.

 
scotishfold2.jpg

Estamos hablando de un animal muy dulce y cariñoso que resulta muy fácil de adaptar a un nuevo hogar. El scottish fold no es un gato excesivamente celoso y no se pasar todo el tiempo demandando tu atención, pero tampoco resulta muy independiente como otras razas, por lo que necesitará que le mimes y le demuestres cariño. 

Es, además, un gato que siempre está tranquilo y nunca tiene respuestas agresivas a los juegos, por lo que resulta ideal para convivir con niños pequeños e incluso con otras mascotas, como otras razas de gatos y perros, aunque para este último caso lo ideal sería que ambos animales se hubieran criado a la vez desde pequeños.

No son gatos ruidosos ni molestos y ni siquiera las hembras en época de celo se quejan demasiado. Además su maullido es especialmente suave, por lo que no resulta en modo alguno molesto.

Lo más habitual es que tomen a un miembro de la familia como líder y amo, y le hagan más caso a él que al resto, aunque mostrándose cariñoso con todos. Será tarea de ese miembro completar su educación y adiestramiento.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder