Gato Siberiano, consejos, higiene y cuidados especiales

El cuidado de los gatos de la raza siberiano es bastante sencillo, debido a lo robusto de esta raza, seguramente producto de la selección natural en su origen y del propio lugar del que proceden.

Efectivamente, el hecho de proceder de un cruce entre gatos domésticos y salvajes hace que estos animales carezcan por completo de taras genéticas y malformaciones generales, poseyendo, por el contrario, cualidades tan apreciables como el hecho de no ser foco de alergias para los seres humanos.

 
siberiano2.jpg

La mayor parte de los cuidados especiales que hay que tener con este tipo de gatos tienen relación con su largo, espeso y muy particular cabello. Será necesario cepillarlo al menos dos veces por semana (que serán como poco tres en época de muda, durante la primavera y el otoño) para que no se la hagan rizos y nudos. Esta labor será particularmente importante en la barriga del animal, y tiene como consecuencia el que no sufra de bezoares, ya que la mayoría de pelo muerto la arrastraremos en el cepillado, y no será consumida por el gato es sus labores higiénicas.

Si no obstante lo anterior el gato sufriera de bezoares, lo ideal será proporcionarle un poco de parafina o malta para que los expulse de forma natural o, en caso de que esto no sea suficiente, llevarlo al veterinario para que le proporcione una solución adecuada.

Por último el baño de los gatos de la raza siberiano debe de hacerse en seco con productos testados específicamente para la higiene del gato. De hacerlo en el agua su pelo perdería su capacidad impermeabilizada, con la consiguiente pérdida de volumen y belleza.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder