Gato Siberiano, salud y prevención de enfermedades

El gato siberiano es una raza que apareció hace unas décadas en Siberia, en plena estepa rusa, mediante el cruce continuo entre gatos domésticos y gatos de los bosques, aún salvajes.

Este origen silvestre hace que nos encontremos ante una raza de gatos resistente a las enfermedades, de gran tamaño y muy robusta, que va a resultar muy poco exigente en la casa por sus demandas en cuanto a la salud.

 
siberiano3.jpg

No suelen tener ninguna tara genética o malformación, resultando gatos vigorosos y con una estructura morfológica ideal.

Será necesario cepillarles el pelo enérgicamente con un cepillo de púas duras al menos dos veces por semana, centrándose sobre el cepillado en la zona de la barriga, con el fin de que no se les formen nudos de cabello allí. Igualmente con el cepillado prevenimos la aparición de bezoares en su estómago. Estos cepillados tienen que ser más frecuentes en las épocas de muda del gato siberiano, en primavera y otoño.

Una particularidad de este gato es la necesidad que tendremos de bañarlo en seco, contando con productos adecuados para ello. La razón es que en el caso de mojarse su cabello éste perderá la especial impermeabilización del manto, lo que será perjudicial para la salud del felino y además hará que luzca mucho menos sedoso.

Por último los gatos de la raza siberiano son también muy apreciados en el sentido de que no provocan alergias a los seres humanos, ya que sus pelos no albergan los ácaros que son los responsables de este mal. De esa forma estos gatos resultan también ideales para la salud…de sus dueños.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder