Gato somalí, consejos sobre su alimentación

La alimentación de los gatos de la raza somalí es bastante sencilla, y para que sea la adecuada tan sólo deberemos de tener en cuenta sus especiales condiciones de comportamiento.

 
somali.jpg

Efectivamente, el somalí es un gato muy activo, que gasta mucha energía en el día a día. Por ello necesitamos proporcionarle un alimento que sea de alto nivel energético, así como rico en vitamina A, para que el animal pueda seguir con su ritmo de vida.

Su dieta tiene que incluir carne y despojos, dado que proporcionarán una descarga directa de energía que el gato agradecerá sobremanera. Además los encontrará muy apetitosos, por lo que debemos cuidar que no coma demasiados. Recordemos que en caso de basar su dieta únicamente en estos aspectos el animal podría tener problemas intestinales, además de comenzar a rechazar la comida comercial. También podemos combinar esta carne con el pienso, con el fin de hacerlo más apetitosos a sus ojos y, sobre todo, a su olfato.

Los gatos de la raza somalí presentan un crecimiento bastante lento, además de nacer con un tamaño proporcionalmente más pequeño que el de otros de sus congéneres. Por ello debemos cuidar de proporcionarle comida adecuada para cachorros durante algo más de tiempo que a los ejemplares de otras razas.

Por último, es importante que estos animales tengan siempre un cuenco con agua limpia y fresca a su disposición, donde puedan refrescarse después de sus salidas al exterior. De esta forma el gato sabrá que siempre hay agua en buen estado esperándole en casa y no se sentirá tentado de probar a beber en cualquier charco de la calle, con el peligro que eso conlleva para su salud.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder