Gato tonkinés, salud y prevención de enfermedades

El tonkinés es una de las razas de gatos más robustas y resistentes a las enfermedades. Y ello pese a no ser una raza con origen realmente salvaje, sino que proviene de una mezcla determinada entre el gato siamés y el burnés.

Pero el tonkinés parece haber heredado de ambos su salud y vigor, ya que es un animal que rara vez enferma y con el que apenas hay que tener cuidados especiales.

tonkines3.jpg

Empecemos por las ventajas. Los gatos tonkineses apenas sufren de sordera, tan común en razas blancas de gatos, y casi nunca caen en sobrepeso, ya que su energía y vitalidad les hace ser animales muy activos que queman muchas calorías diariamente. Eso sí, es posible que en ejemplares de avanzada edad y que hayan sido sometidos a un proceso de esterilización aparezca este mal, por lo que, en su caso, habrá que cuidarse del mismo proporcionándole alimentos bajos en calorías y obligándole a hacer más ejercicio, por ejemplo mediante juegos con nosotros o con otros gatos de la misma raza.

Al ser un gato de pelo relativamente corto tampoco necesita demasiados cuidados en su pelaje, más allá de un cepillado ocasional cada semana y algo más frecuente en épocas de muda de pelo. También en ocasiones aparecen bezoares en el estómago de estos gatos provocados por bolas de pelo, con lo que habrá que proporcionarles una adición de parafina o malta para que puedan expulsarlas sin problemas. En caso de que el mal persista habrá que acudir al veterinario con el fin de que nos recete un producto específico que cure a nuestra mascota de este pequeño contratiempo.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder