Gato tonkinés, su conducta y vivir con él

El gato tonkinés es una raza producto de la mezcla entre los gatos siameses y el gato de raza burmesa. De esa forma su carácter y conducta resulta bastante similar a la de los dos anteriores.

 
tonkines1.jpg

No obstante su carácter seguramente es más dulce que el de los gatos siameses, que son mucho más conflictivos. Así, los gatos tonkineses son dulces y de buen carácter, resultando ideales para convivir en casas pequeñas y pisos. También es un gato muy adecuado para su convivencia con niños, ya que es juguetón y buscará siempre los juegos con sus dueños sin estresarse demasiado. En este sentido es un gato más juguetón que cariñoso.

Con respecto a su conducta con otras mascotas el gato tonkinés puede resultar algo nervioso como para mantenerlo junto con otros animales de compañía, ya que intentará siempre imponerse sobre ellos y puede llegar a cansarlos. Además sus reacciones nunca serán las mejores si se siente incordiado. Por ello es desaconsejable mantenerlo con otras razas de gato y será casi imposible una correcta convivencia con otras mascotas como los perros.

Este gato detesta la soledad y requerirá de continuas carantoñas por parte de sus amos, aunque no es tan posesivo como su antepasado el siamés.

Es un gato activo y con gran energía, por lo que siempre estará buscando actividades que hacer y necesitará de realizar deporte de forma continua. Por ello es frecuente que salgan de sus hogares para explorar los alrededores. Debido a su aguzado instinto de cazador tampoco es raro que estos viajes acaben con la ofrenda de alguna presa a sus dueños. Lo ideal sería realizar actividades con él que dieran rienda suelta a su descarga de energía y le quitaran la necesidad de hacer excursiones exteriores.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder