Gato Van turco, consejos sobre su alimentación

La van turco es una de las razas de gatos más antiguas del mundo, aunque es relativamente desconocida aun en occidente. Con origen en la zona central de Anatolia, este bonito gato blanco procede directamente de felinos salvajes, lo que influye en su enorme adaptabilidad.

vantucro.jpg

Dicha característica se puede apreciar muy bien en sus hábitos alimenticios, que se mostrarán sumamente flexibles. Hay que destacar que este gato tendrá especial querencia por el pescado, ya que gran parte de su alimentación en estado salvaje se componía de peces, que él mismo pescaba cazando en corrientes de agua. Este rasgo aun se conserva en ejemplares domésticos, que no dudarán en zambullirse por placer en ríos y lagos en cuanto tengan la oportunidad.

Los criterios de periodicidad y cantidad de comida serán en este gato exactamente iguales que n otras razas, sin necesitar de algún cuidado especial. Es, además, un gato poco proclive al sobrepeso, dado su extraordinaria afición a los juegos y las excursiones fuera del hogar, que le hacen mantener siempre una gran descarga energética que consigue quemar todas las calorías que ingiere.

Pese a todo es conveniente intentar cuidar su alimentación en ejemplares de edad avanzada (hay que pensar que es un gato que suele vivir hasta los quince años) y si se les ha sometido a un proceso de esterilización. En esos casos una dieta basada en el pienso seco, limitando lo máximo posible el aporte de comida húmeda y aportando de vez en cuando soluciones alimenticias bajas en calorías (siempre que el animal las acepte) sería lo ideal para evitar problemas de sobrepeso que provoquen males articulares o cardiacos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder