Gato Van turco, su conducta y vivir con él

Los gatos de la raza van turco son animales bastante sociables y cariñosos, aunque de mucho temperamento y con reacciones, en ocasiones, bastante particulares.

 
vanturco1.jpg

Su carácter se muy curioso y juguetón y acepta perfectamente la compañía de niños y de otros animales domésticos, incluso perros si son criados desde cachorros en su compañía. Su energía es enorme, por lo que nunca se cansarán de jugar con los más pequeños de la casa y con otros gatos, aunque si éstos últimos son de otras razas el van turco intentará ser siempre el ejemplar dominante.

Igualmente estos gatos destacan por su agilidad y por el gusto de ambientes abiertos, por lo que es una de esas razas que necesita salidas a ambientes externos de vez en cuando. Intentar cercenar estos instintos es tan imposible como inútil, ya que el van turco encontrará siempre la forma de conseguir una salida. Por ello habrá que cuidar especialmente la educación del animal (nos encontramos ante una raza muy inteligente que, pese a su marcado carácter, puede aprender una serie de órdenes y educaciones básicas) para intentar minimizar riesgos cuando se encuentre en la calle.

Por último estos gatos destacan por su gusto por el agua, por lo que no es extraño que se lancen de forma voluntaria a ríos y laos para darse un baño y, si pueden, pescar algún pez con su boca. Este comportamiento tiene su origen en su lugar de procedencia, la zona central de Anatolia, donde los peces que podían capturar en los múltiples lagos que hay allí constituían buena parte de su manutención en estado salvaje, hace ya varios siglos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder