Gatos, y la Osteartrosis

La Osteartrosis, o artrosis, es una enfermedad crónica degenerativa que afecta a las articulaciones. Es muy común en gatos mayores, aunque a veces es muy difícil de detectar.

7017594535ea7f888e43b.jpg
Los gatos esconden muy bien los síntomas cuando sufren cualquier tipo de enfermedad, y debemos prestar especial atención a su salud cuando se hacen mayores. Si nuestro gato tiene más de 10 años, puede estar padeciendo Osteartrosis.
La Osteartrosis afecta a la estructura y función de las articulaciones. La inflamación y degeneración del cartílago provoca algunos síntomas visibles en el movimiento del gato, afectando principalmente a la cadera, los codos y las rodillas.
Los síntomas principales implican cambios de conducta, como por ejemplo que nuestro gato deje de subir a lugares altos donde antes subía de forma habitual. A parte, observaremos que tiene cierta dificultad para saltar, subir y bajar escaleras, e incluso andar. Eso hace que disminuya su actividad, la vez que su comportamiento se vuelve más solitario y evita que le toquemos o cepillemos. Algunas posturas anormales al andar o al dormir también pueden ser indicativas de dolor articular.
El veterinario examinará a nuestro gato para determinar su estado de salud. La manipulación y examen físico suele ser complicado, ya que el gato está adolorido y puede resistirse a la palpación debido al malestar que experimenta. Se necesitarán también tomar algunas radiografías para comprobar el estado de las articulaciones.
Esta enfermedad conlleva un malestar constante para nuestro gato, y es importante detectarla y tratarla cuando antes. Las revisiones veterinarias periódicas son muy aconsejables, especialmente si nuestro gato es mayor. La alimentación también es importante, y hay que evitar el sobrepeso, que obliga al gato a sobrecargar sus doloridas articulaciones. Es muy recomendable alimentarle con el alimento adecuado a su edad, peso y raza, para evitar problemas derivados que pueden llegar a ser potencialmente graves.
También podemos ofrecerle al gato un tratamiento a base de condroprotectores, como es el caso del fármaco Condrovet, un producto que refuerza las articulaciones y los cartílagos para ayudar al gato a padecer mejor las consequencias de la artrosis.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder