Gecko – Cuidados básicos

El terrario de los Geckos debe ser de cristal y estar cerrado para evitar que se escape. Conoce los niveles de humedad, temperatura, ventilación y accesorios de decoración vegetales que necesita para preservar su bienestar.

Gecko - Cuidados Básicos.jpg

El hogar del reptil

Antes de que tu extravagante mascota llegue a casa necesitarás tenerlo todo preparado. La dimensión de su alojamiento dependerá del tamaño y del número de geckos que vivan dentro.

El terrario ha de cristal y tiene que estar totalmente cerrado para que no pueda escaparse. En el interior de su nuevo hogar deben darse unas determinadas condiciones imprescindibles de ventilación, iluminación, humedad y temperatura. Si no se llevan a cabo estos requisitos tu pequeña mascota puede sufrir daños irreversibles para su salud.

El adecuado nivel de humedad es un factor necesario para el bienestar del animal y dependerá de la zona de la que proceda. Hay especies que necesitan un 60% de humedad frente a otras que requieren hasta el 90%.

No olvides que, por sus hábitos arborícolas, el habitáculo debe de estar decorado con abundantes ramas y frondosa vegetación.

Iluminación y temperatura

El terrario tiene que estar bien iluminado y a una temperatura idónea para los reptiles, que al ser animales de sangre fría, necesitan mantener su cuerpo entre 25 ºC y 28 ºC durante el día, y a unos grados menos durante las horas nocturnas.

El calor adecuado lo obtendrás a través de rocas calefactoras y placas térmicas, colocadas bajo la base del habitáculo.

Los focos de iluminación, además de ayudar a conseguir la temperatura ideal, tendrán otro objetivo: cubrir todo el espectro solar ayudando a que tu mascota realice la función de asolamiento, zona donde la temperatura subirá unos 5 ºC más.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Quizas también te interese
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder