Higiene básica en el gato

Los gatos son en general unos animales muy limpios. Al igual que con cualquier animal con el que convivamos debemos asegurar su estado de higiene y salud, supervisando especialmente boca, oidos y ojos ( especialmente en las razas que por tener la nariz chata lagrimean mucho ).

basica1.jpg

Los gatos son animales muy limpios que pasan una buena parte del día acicalándose. Sin embargo, hay algunos aspectos en los que podemos ayudarles a mantener esa higiene básica del gato tan importante para ellos y para su salud.

Uno de los aspectos que requiere atención son los ojos, especialmente en las razas braquicefálicas que son aquellas que tienen la nariz muy chata. En estas razas es normal que los ojos lagrimeen y para poder mantener el cerco del ojo limpio conviene asearlo con una gasa estéril un poco humedecida con un antiséptico oftalmológico. En el resto de razas no tendría por qué haber lagrimeo, y menos supuración. En caso de haberla deberíamos acudir al veterinario.

La boca del gato también es necesario cuidarla y la mejor forma de hacerlo es mediante el aporte de pienso para gatos de alta calidad que permita el aseo de los dientes con el rozamiento que se produce de forma natural cuando el gato lo mastica. Es importante prestarle atención a este aspecto porque con el cuidado de la boca de nuestro gato le ayudamos a prevenir numerosas enfermedades que podrían tener consecuencias muy desagradables.

La nariz del gato generalmente nunca necesita un cuidado especial. Si nuestro gato está sano la nariz nunca tiene mocos y se encuentra ligeramente humedecida. Si no fuese así deberíamos consultar a nuestro veterinario de confianza. Sin embargo hay algunas razas en las que las secreciones nasales pueden formar depósitos que se muestran en las esquinas de la nariz en forma de costras y que podemos eliminar fácilmente con un pequeño algodón humedecido.

Las orejas, por su parte, no deben ser tocadas ya que son muy sensibles a las infecciones. Si notamos que las orejas de nuestro gato están muy sucias, lo correcto es consultarlo con nuestro veterinario quien procederá a realizar una limpieza profesional si lo considera necesario. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder