Higiene dental del gato

La higiene dental de nuestro gato es tan importante como la nuestra.

Los problemas que pueden padecer son los mismos que los nuestros, pero ellos no pueden llevar un control de su boca. 

Higiene dental de gatos.jpg

Podemos evitar la caída prematura de piezas dentales y la aparición de problemas bucales que provoquen la pérdida del apetito.  Por ello, debemos acostumbrarlo desde pequeño a que se le mire la boca. Una correcta higiene bucal pasaría por un cepillado rutinario de los dientes si el gato lo permite y la inspección periódica por parte del veterinario.

Una buena alimentación es muy importante para el desarrollo de una buena dentadura. Por eso es importante darle de comer pienso cada día en vez de darle comida enlatada. El pienso favorece la prevención del sarro. Por su forma, cuando el gato se lo come, le ayuda a arrastrar el sarro acumulado si es muy poco y si ya tiene, al menos lo limita para que no continúe  avanzando. Está claro que el pienso solo no puede con el sarro, debemos ayudarlo con la limpieza de los dientes con un cepillo infantil (suave) y con golosinas especiales que podemos encontrar en tiendas especializadas para animales.

Para realizar todo esto, es esencial que nuestro gato lo acostumbremos des de muy pequeño (en la etapa de sociabilización) a que lo manipulemos, en todos los sentidos, desde cepillarlo, mirarle los oídos, los ojos, las patas, la zona genital y en este caso la boca y sus dientes. Es muy importante para una buena relación en el futuro, si nuestro gato ya está acostumbrado al “manoseo”, su manipulación es fácil tanto para su dueño como para el veterinario una vez sea adulto.

El cepillado de dientes

El sarro es un material duro de color marrón que está adherido al diente, sobretodo en la unión entre el diente y la encía.

El cepillado debería ser en cada uno de los dientes con un movimiento en sentido vertical, es decir, de arriba a bajo. Hay que insistir en la unión entre diente y encía.

Hoy en día hay cepillos suaves y pasta de dientes especiales para gatos, por eso no es necesario que enjuaguemos la boca del gato, esta pasta puede ser ingerida. Nunca utilizar pasta dentífrica para personas, ésta sí puede irritar el estómago del gato.

A aparte del cepillado, debemos llevar a nuestro gato al veterinario para que éste pueda hacerle un control más exhaustivo de los dientes y la cavidad bucal.

Nosotros, por nuestro lado, debemos hacer lo mismo en casa. Una revisión periódica de la boca nos servirá para observar la existencia de algún problema, como encías inflamadas, dientes sueltos, bultos, llagas (producen mucho saliveo y malestar al gato). Sobretodo el mal aliento (halitosis) nos debe alertar de la aparición de algún problema.

También podemos observar la actitud de nuestro animal. Lo conocemos lo suficiente para saber cuándo tiene algún problema. Un síntoma de tener problemas en la boca es el hecho de tocársela mucho con la pata delantera o querer comer pero no poder ingerir la comida. Estos signos pueden decirnos que tiene algún objeto extraño en la boca que le moleste mucho o le haga daño y no puede ni tragar. Estos casos son de acudir rápidamente al veterinario, ya que a veces nos damos cuenta unos días más tarde y el animal seguramente ya ha dejado de comer.

Problemas dentales

Los más importantes son:

Gingivitis:

Inflamación de la encía. Se caracteriza por un enrojecimiento de las encías que puede ir desde un rojo claro que casi no se percibe hasta un enrojecimiento severo donde la encía está hinchada y sangra de repente. Es reversible por lo que tiene cura aunque depende de su gravedad. A veces va asociada a una halitosis (mal aliento).

Periodontitis:

Aquí no sólo afecta a la encía sino que también abarca al ligamento, al hueso y a la estructura en sí del diente. De manera que es un proceso irreversible. El resultado es la extracción del diente afectado debido a la destrucción del ligamento periodontal y a su hueso (esto es necesario para poder salvar los demás dientes. Puede afectar uno o varios dientes.

Caries:

Normalmente afecta a los molares, los cuales por tener pequeñas cavidades, favorece que se acumulen partículas de comida que fermentan por las bacterias formando ácido que desmineraliza el tejido duro del diente. Las caries pueden envolver al diente e invadir su parte más interna y delicada.

Instrucciones para realizar una buena higiene en general

Empiece desde que es pequeño.

Sea breve

Cuando su gato esté habituado a sesiones cortas, puede empezar a alargarlas.

Conozca los límites de su gato.

Observe su lenguaje corporal. Si agita la cola es que ya ha tenido suficiente.

Premie su buena conducta. ¡La mayoría de las veces seguro que se lo merece!

La higiene dental de nuesto gato es muy importante, para mantenerla siempre al día contamos con numeroros productos que no facilitan la limpieza bucal del animal.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder