Husky, razones para escoger esta raza

El Husky es un perro ideal para las casas con niños. Se lleva muy bien con ellos y es muy cariñoso y protector. La convivencia no será más maravillosa. Juegan mucho con los pequeños, les encanta estar a su lado todo el tiempo y recibir su amor.

huskysiberiano3.jpg

Por otra parte, se recomienda tener un Husky en climas fríos, ya que suelen sufrir mucho el calor. Durante el verano, perderán la mayoría de su pelo. No dejarlo al aire libre y siempre con mucha agua para refrescarse.

La conducta y el carácter del Husky son perfectas para ser una raza que deriva de los lobos. Tienen un ladrido muy peculiar, similar a un aullido, sin embargo, no lo utilizan salvo en algunas ocasiones realmente meritorias.

Además, el Husky tiene un buen comportamiento cuando está rodeado de personas y de perros, donde podrá ejercer la función de alfa. Le encanta estar en compañía y no soporta la soledad.

El Husky necesita de disciplina para evitar que se escape. En ese caso, será muy difícil encontrarlo debido a que puede correr durante kilómetros sin cansarse, al ser bastante resistente.

En cuánto al cuidado de su pelaje, saber que se lo deberá peinar a diario para evitar que se le enrede. El Husky tiene una gran cantidad y densidad de pelo, por estar habituado a sitios con nieve.

El Husky puede comer cualquier tipo de comida, son de muy buena salud, suelen vivir más de diez años. Los problemas que puede llegar a tener es cataratas o alergias, no siendo esto habitual.

Si bien se dice que el Husky debe correr varios kilómetros todos los días, eso es un mito. Sólo será así se está dedicado a la competición. Para un perro hogareño, tendrá que hacer ejercicio moderado, como ser sacarlo a pasear a diario.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder