Iguana Común – Iguana Verde

Pueden medir hasta 2m de longitud de la cabeza a la cola y pueden llegar a los 15kg de peso.

Su piel es de color verde que les permite confundirse perfectamente con la vegetación que hay en su hábitat. 

iguana verde 1.jpg

Distribución

Las iguanas viven distribuidas por toda Sudamérica tropical (norte de Argentina, sur de Brasil y de Paraguay), México e Islas del Caribe, en zonas de vegetación espesa y en altura (manglares, selvas, pastizales, riberas de ríos, acahuales…), donde la temperatura media anual es de 27-28 °C  y la humedad ambiental es superior al 70%.

Son animales fundamentalmente arborícolas, es decir, que en los árboles pasan la mayor parte del tiempo, y lo hacen gracias a sus fuertes garras y su larga cola.

Descripción

Forma parte del género Iguana.

Pueden medir hasta 2m de longitud de la cabeza a la cola y pueden llegar a los 15kg de peso.

Su piel es de color verde que les permite confundirse perfectamente con la vegetación que hay en su hábitat.

Su piel está recubierta de pequeñas escamas. Tienen una cresta dorsal que recorre desde la cabeza hasta la cola y es muy vistosa en los machos.

Todas las iguanas tienen patas muy cortas y cinco dedos en cada pata, acabados en garras muy afiladas. Su cola es larga y delgada y está bordeada por una hilera de afiladas escamas dorsales. Este animal a veces emite resoplidos.

Se caracterizan por la gran papada que pueden hinchar con espectaculares exhibiciones en los rituales de cortejo y defensa.

Costumbres y reproducción

El macho se diferencia de la hembra por tener una cresta más grande y protuberante, la cabeza es más corta y no tan alargada.

Tienen unas glándulas a nivel de su membrana subtimpánica que en la madurez sexual empiezan crecer y se notan los bultos.

La papada suele ser más grande. Los poros femorales, protuberancias que van por abajo de sus piernas, son más marcados que en la hembra, además tienen dos bultos en la zona de la cloaca que son los hemipenes.

Los machos también tienden a cambiar a un color anaranjado en época de apareamiento. Esto, aunque tampoco es una característica exclusiva de los machos, su color es más brillante y fuerte que en las hembras.

La época de apareamiento es diferente en cada región del mundo; está regida por temperaturas, humedad y radiación solar, que hacen que entren en la época de celo.

Al ser reptiles, son de sangre fría, con lo que con los primeros rayos de Sol, suben a las ramas más altas para alcanzar la temperatura óptima para su cuerpo que son unos 28-35 °C. Acto seguido se dedican a la búsqueda de alimento, sobre todo hojas, brotes tiernos y algún que otro fruto, la mayoría de éstos los consiguen sin bajar de los árboles aunque en ocasiones pueden bajar, bien para comer frutos maduros, para poner huevos (en madrigueras que excavan en el suelo) o bien para huir de algún depredador.

Las iguanas son animales bastante solitarios y sólo viven en comunidad mientras dura el periodo de celo y reproducción, durante el cual se juntan en grupos de unos 5 a 8 miembros, formados por un macho dominante, varias hembras, y ejemplares jóvenes.

Las iguanas jóvenes prefieren situarse en una altura baja-media del bosque donde el calor no es tan sofocante y la humedad es más elevada. Por el contrario, las iguanas adultas suelen ocupar las copas altas de los árboles donde el Sol da con más intensidad y donde la humedad es menor.

Durante un periodo determinado de tiempo (que suele variar de unas regiones a otras) que normalmente va de diciembre a febrero, las iguanas entran en celo y centran toda su actividad en intentar aparearse.

Los machos pelean por un territorio elevado y soleado.

Las hembras observan a los machos y suelen elegir a aquel más grande o dominante. Tras este período, una hembra puede aparearse hasta con tres machos, y un macho puede montar a una gran multitud de hembras. Una vez  preñadas, las hembras tras dos meses de gestación, pelearán por un terreno donde realizar los túneles (de 25-50 cm de profundidad y de 7 a 15 m de largo) en los que depositar los huevos. Los huevos eclosionaran entre los 70 y 90 días dependiendo de las condiciones climáticas.

Alimentación

Son estrictamente herbívoros, comen hojas, flores, frutas y brotes. En estado salvaje pueden llegar a comer pequeños insectos que los ingieren al comerse las hojas verdes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Quizas también te interese
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder