Integrar el cachorro en la familia

Incorporar una mascota a la familia es un momento muy especial en el que deben de participar todos los miembros de la misma. Igualmente hacer que el recién llegado se sienta querido desde el primer momento y que se adapte e integre a su nuevo hogar será también fundamental para conseguir que se desarrolle con normalidad. 

agermanshepherdpatagonicobyottokees.jpg

En otras ocasiones hemos hablado de que es conveniente que el cachorro tenga contacto con sus hermanos y madre hasta, al menos, los dos meses de edad, con el fin de que se vaya formando su socialización y carácter. En este primer momento sería ideal que pudiera tener algo de relación con algún miembro de su nueva familia, para que se fuera acostumbrando a los seres humanos. Una estimulación en edad temprana tendrá efectos muy positivos, ya que a partir de que se le desgaja de su manda inicial (madre y hermanos) el perro será menos receptivo a estos impulsos.

Para su socialización en familia hay que tener bien claro por todos los miembros de la misma la importancia de mantener una rectitud autoritaria frente al cachorro. De ninguna forma se le pueden permitir faltas de disciplina, ni siquiera por parte de los niños, porque en ese caso el cachorro comprobará una falla de autoridad y su comportamiento será errático. Especialmente importante es que los niños tengan bien claro este punto, porque suele surgir de ellos el exceso de mimo al cachorro. Un perro falto de educación no será un perro feliz y en el futuro puede convertirse en una fuente de problemas para toda su familia.

Por último hacer socializar al cachorro con otros perros de similar edad será también muy útil para que vaya entrando en relación con otros animales y no se muestre apocado en el futuro.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder