Jugar con el cachorro

El juego es muy importante para el perro de cualquier edad, pero evidentemente se vuelve fundamental en el cachorro, que deberá jugar todos los días, y encontrará muchos beneficios en ello.

animals-166873640.jpg

El primero es que a través del juego el perro gastará energías y realizará un ejercicio físico, lo que será positivo para él al mantenerlo más sano y hacer que duerma mejor al llegar más cansado a sus horas de sueño.

Además mediante el juego podemos favorecer algunas estrategias de socialización y adiestramiento de los cachorros, iniciándoles de una forma natural y que no genera rechazo en la educación.

Eso sí, tendrás que tener en cuenta varios factores para que estos juegos sean tan seguros como productivos tanto para ti como para tu mascota. El primero de ellos es tener cuidado con los cachorros de pequeña edad, porque son más delicados de lo que parece. De igual forma tendrás que evitar los juegos excesivamente competitivos o agresivos, que pueden darle a tu perro la enseñanza de que está bien ser agresivo con los seres humanos. Ten cuidado, además, con sus dientes de leche, porque son como pequeñas agujas que pueden llegar a ser realmente dolorosas al clavarse en tu carne (piensa además que los cachorros no controlan tanto su fuerza como los perros adultos y te morderán realmente mientras juegas con ellos). Además evita los juegos con palos (que pueden quebrarse y ser consumidos por el cachorro) y piedras (que pueden lastimarle los dientes).

Por último aprovecha los juegos para adiestrarlo poco a poco. Sé inflexible con él a la hora de acabar de jugar (tú te vas a cansar antes que el cachorro, seguro) y hazle saber que eres el que manda.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder