Korat

La raza de gatos Korat se caracteriza por ser una raza tranquila y afectuosa con sus dueños. Son gatos activos, a los que les gusta trepar con sus musculosas patas.

Cepillándolo de vez en cuando para eliminarle el pelo será suficiente para evitar la formación de bolas de pelo en su aparato digestivo.

Es una raza mediana, muy musculada en las extremidades.  En cuanto al pelaje, acostumbra a tener colores uniformes y oscuros.

korat.jpg

El Korat (también llamado si-sawaat o gato de la suerte) es una raza de gato doméstico originaria de Tailandia, el antiguo Siam. Es una raza muy antigua y probablemente una de las más puras.

El origen del Korat lo encontramos en Tailandia, el nombre lo adoptó de la provincia de Cao Nguyen Khorat, parece ser que en esta zona se veían más gatos azules que en el resto del país. Se trata de una antigua raza, manuscritos de la época Ayundhaya, en el siglo XIV, ya alababan la belleza de estos gatos. A Estados Unidos no llegaron hasta 1959 y a Europa (Alemania) más de diez después, en la década de los setenta.

El Korat forma junto al Británico de pelo corto azul, al Chartreux y al Azul Ruso, las cuatro razas de pelo azul. Pese a su formidable apariencia y su carácter afectuoso, no goza de la popularidad de sus otros parientes azules, en la actualidad en Europa son contados los criadores que trabajan la raza.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Korat es un gato afectuoso y tranquilo. Gran trepador, gracias a sus musculosas patas, son capaces de efectuar grandes saltos sin apenas esfuerzo aparente. Suelen mostrarse muy comunicativos, tienen una voz suave y agradable. Prefieren los ambientes interiores y se llevarán bien con otros animales

El Korat es un gato activo y de temperamento fuerte, pero con un carácter dulce, que los hace pacientes y cariñosos con la gente. Son inteligentes, vitales y juguetones, incluso cuando son mayores. Les gusta participar de la vida familiar y les entusiasma que les lanzen objetos para devolverlos.

Los Korat pueden entenderse con otras mascotas mientras manden. Consideran a los humanos como parte del territorio y los quieren tanto que crean un lazo profundo con su propietario. Sean cachorros o adultos, durante las primeras semanas en su nueva casa, siguen a la persona elegida, haga lo que haga, para estar cerca de ella. Es una característica de los Korat, que aplican tanto a humanos como a otros gatos o perros.

Son gatos que maduran lentamente, es decir, que mejoran cuando crecen.

Cuidados y Salud:

El Korat no necesita una atención demasiado meticulosa, por su pelaje corto, bastaría con cepillarlo de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.

En los Korats hay casos de gangliosis, una enfermedad genética neuromuscular, también detectada en otras razas de gatos.

Los síntomas aparecen normalmente antes de los cuatro meses de edad, pero es posible que los cachorros sólo sean portadores y puedan tener una vida normal.

Historia:

El Korat es originario de la región Ampur Pimai de la provincia de Korat, en Tailandia y lleva su nombre por decisión del Rey Rama V de Siam. El Korat es el gato nacional de Tailandia, a pesar de la creencia general que es el Siamés.

Se describe por primera vez en el Smud Khoi, un libro impreso en el siglo XIV, cuya traducción literal es "El Libro de Poemas de Gatos". Actualmente el libro se encuentra en la Biblioteca Nacional de Bangkok.

El Korat llegó a EE.UU. el año 1959 gracias a la señora Jean Johnson, que después de pasar muchos años en Tailandia volvía a su país con una pareja de gatitos (Nara y Dara) como regalo de despedida. Es por este motivo que todo Korat tiene antepasados tailandeses en su pedigree.

La Korat Cat Fanciers Association se fundó en 1965 como el primer club internacional para proteger y desarrollar esta raza conocida como "el gato azul-plateado de la buena suerte con pasaporte tailandés". Al año siguiente, los Korats fueron aceptados por primera vez en competiciones.

El Korat ha sido criado en Tailandia durante siglos, pero hasta hace 40 años, cuando se trajo el primer ejemplar a América, su crianza se intensificó. Ciertamente se considera que los Korat con pedigree descienden directamente de aquellos críados en Tailandia, y no los criados en Estados Unidos o Europa.

Los tailandeses creen que los Korat traen buena suerte y prosperidad a sus propietarios. Por ello es costumbre regalar una pareja a las novias el día de su boda para asegurarles un matrimonio feliz. Allí se le conoce como el gato Si-Sawat, que es el nombre de un fruto del país azul plateado

Apariencia General:

Tipo: un gato de líneas suaves y pelaje plateado.

Cabeza: vista de delante, su cabeza tiene forma de corazón; frente ancha y ojos muy separados, nariz larga, orejas grandes y de inserción alta.

Ojos: redondos, muy grandes en relación con el tamaño de la cara, luminosos y muy expresivos, abiertos.

Cuerpo: tamaño mediano, musculoso, esbelto, fuerte, elástico, espalda arqueada, patas traseras ligeramente más largas que las delanteras.

Cola: longitud media, más gruesa en la base, punta redondeada.

Pelaje: corto a semilargo, lustroso y fino, apretado, capa simple sin pelusa.

Colores: azul plateado uniforme, sin manchas ni rayas.

El Korat es un gato mediano, musculoso y fuerte aunque de líneas muy suaves. La cabeza es redondeada, si se mira de frente, tiene forma de corazón.

El pelaje, de corto a semilargo, lustroso y apretado, sin pelusa lanosa, tiene una sola capa de pelo corto. El color ha de ser azul plateado uniforme, sin manchas ni rayas.

Tiene un cuerpo musculoso y flexible, que pesa más de lo que parece. Las hembras son a menudo más pequeñas que los machos, pero también tienen los músculos bien desarrollados.

Los ojos del Korat son grandes y redondos, y preferentemente verdes, aunque requieren dos o más años para desarrollar el color. La distancia que les separa le da aspecto de estar siempre alerta. ".

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder