La Chinchilla

La Chinchilla es una de las especies de roedores que quizás llegó más tarde que el conejo y la cobaya. De todas formas, se está haciendo un hueco muy importante entre los animales exóticos y todo gracias a su aspecto entrañable y sedoso.

chinchilla 2.jpg

El origen de la Chinchilla está en la cordillera de los Andes, en Sudamérica. Su hábitat natural son las planicies casi desérticas a más de 4000 metros de altitud, refugiándose en grutas y cuevas y viviendo en grupos.

Los europeos conocieron  a las chichillas gracias a los Incas. Éstos las usaban como abrigos, pero también había gente que las tenía como mascotas (aunque no impedía que se utilizara su carne para comer).

Después de años con el boom del comercio de las pieles de estos animales que casi los lleva a la extinción, en 1910 entre Bolivia, Chile, Argentina y Perú se creó un acuerdo donde se prohibiría la captura, caza, muerte y venta de sus pieles para intentar protegerlas.

Características generales

Su nombre científico es “Chinchilla Laniger”.

Tienen un cuerpo corto y rechoncho, una cola peluda y las extremidades posteriores más desarrolladas que las anteriores. Tienen ojos oscuros y largos bigotes que les ayudan en sus desplazamientos nocturnos y a tantear o rastrear su alrededor.

Su oído es muy fino.

Su peso puede llegar a 750gr y son animales que tienen una esperanza de vida de entre 12-15 años (aunque algunos han llegado a los 18-20 años).

Son animales herbívoros estrictos que se diferencian de los demás roedores por tener una dieta más concreta.                            

Son gregarios, con lo que viven en grupos. Están adaptados a la vida nocturna, de modo que su visión está adaptada a este medio, durante el día son más torpes, son casi ciegos y no tienen la habilidad de saltar como por la noche.

Su pelaje denso los protege del frío y de los parásitos exteriores. También les ayuda para escaparse de sus depredadores, porque el pelo se suelta de su cuerpo para salvarse del animal que lo tiene atrapado (éste se quedaría con sus pelos), incluso podrían perder la cola si están sujetos por ella.

Su habilidad para saltar y trepar les permite escapar con facilidad y rapidez de los depredadores. Pueden saltar más de 1m de altura, su cola les da equilibrio para saltar y moverse.

En su entorno natural, los cambios bruscos de temperatura dependen de la estación en que estén, de modo que su pelo les protege de esos cambios.

Se refugian en cuevas y grutas para protegerse del calor (no aguantan las altas temperaturas) y los depredadores, por eso necesitan un espacio cerrado en la jaula para que puedan esconderse cuando quieran.

No suelen tener muchas enfermedades pero lo que si debemos cuidar es su aparato digestivo, es muy delicado y es fácil que tenga problemas gastrointestinales y parásitos. No toleran Para nada los golpes de calor y los ambientes con mucha humedad (desarrollan hongos en la piel y el pelo).

Se adaptan bien como animal de compañía y a diferentes hábitats y dietas, siempre y cuando se le proporcione una adecuada alimentación para su aparato digestivo, que haya un ambiente mínimo en condiciones y los cambios no sean bruscos.

La Chinchilla hará hasta 3 mudas de pelo en cuanto a su color y textura, desde que nacen hasta que  tienen el color definitivo, o sea, que mudará a los 3 meses, a los 6 meses y a los 9 meses. El resto de mudas que realizará durante su vida serán en primavera y otoño.

Son animales muy inteligentes, si tenemos un poco de paciencia podemos enseñarles muchas cosas. Hasta que no nos tenga confianza, mejor no sacarla de su jaula porque seguramente que se asustará y se escapará refugiándose en cualquier lugar de la casa. Este no sería el modo de disfrutar de nuestra Chinchilla.     

Mejor adaptarla poco a poco a nuestra presencia, los ruidos de casa y a la temperatura ambiente. Cuando sepamos que ya nos acepta, podemos empezar a dejarla salir de la jaula para que se habitúe a estar con nosotros (pueden subirnos a la mano y buscar nuestras caricias).  

Debemos ser conscientes que son animales muy sensibles a cualquier cambio (sobretodo temperatura), pero que bien cuidados prácticamente no tienen enfermedades.

Variedades

Las variedades de la Chinchilla se basan en la cantidad de colores  que se pueden encontrar, aunque la más conocida es la de color gris o estándar que es la se encuentra con más facilidad en las tiendas de animales.

También podemos encontrar el color beige, blanco, ébano (oscuro), chocolate, etc. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Quizas también te interese
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder