Lactancia del cachorro

El período de lactancia materna es, pese a su aparente brevedad, uno de los más importantes en la vida del perro, ya que de él depende su correcta evolución inicial. Además es un período en el cual el cachorro pasa de estar casi completamente indefenso a realizar las primeras muestras de socialización con sus hermanos y madre.

dog-181732640.jpg

El destete no debe de realizarse nunca antes de las seis semanas y puede extenderse hasta las ocho si la madre se muestra con fuerzas para ello. Precisamente la madre debe de recibir una alimentación más rica y equilibrada que nunca en estos momentos y los inmediatamente anteriores al parto, ya que sus nutrientes pasarán a través de la leche hasta el cuerpo de los cachorros, y una malnutrición materna puede provocar problemas para los perritos. Además ella debe de recibir alimento suficiente, ya que amamantar a una camada es una labor agotadora para el animal.

La lactancia es un factor fundamental para el cachorro debido a varios factores. El primero es el meramente nutricional, ya que el perro encontrará en la leche los nutrientes necesarios para su crecimiento, contando además con factores que favorecen el crecimiento y la reparación de tejidos dañados. Además la leche materna potencia sus autodefensas en un momento en el cual el perro es especialmente sensible a las enfermedades.

La madre necesitará, además, de nuestra ayuda en ciertos momentos. Cuando los cachorros duerman después de haber mamado, debemos animarla a que se levante y salga a dar un paseo, para que haga sus necesidades y descanse un poco de la agotadora labor de amamantar a la camada. Además, en ocasiones algunos cachorros se mostrarán más torpes para mamar, por lo que habrá que disponer su boca junto a pezones libres de la madre para que no caigan en malnutrición. Todo esto hay que realizarlo de la forma más dulce y cuidadosa posible.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder