Lenguaje corporal del Conejo

El lenguaje corporal es muy importante entre los animales. Conoce que significan los diferentes movimientos de tus conejos domésticos para poderlos ayudar en todo momento.

conejo 4.jpg

Pataleo con las patas de traseras: es una expresión de miedo, amenaza y advertencia. Los conejos salvajes golpean fuerte el suelo con sus patas cuando se acerca algún enemigo, así advierten a sus compañeros.

Apretarse contra el suelo con las orejas caídas: camuflaje contra algún peligro repentino o extraños y sonoros ruidos. Hay que estar pendiente porque el conejo puede escaparse muy rápido y hacerse daño.

Levantamiento sobre las dos patas: le permite un mejor control de su entorno, con lo que al estar levantado el conejo puede ver, oír y oler mucho mejor por estar más alto que las hierbas.

Un conejo también se levanta para poder alcanzar comida fresca en las ramas bajas. En la jaula puede levantarse o saltar de alegría cuando se le lleva comida.

Revuelcos: satisfacción, alegría.

Acurrucamiento distendido, orejas caídas: posición de reposo, momento de no molestarlo.

Apoyado lateralmente con pata estirada: Los conejos se tumban de esta forma cuando están agotados.

A veces estiran las dos patas, sobretodo cuando hace mucho calor o después de una carrera.

Leve caricia con el hocico: puede ser una señal de saludo o una invitación para que lo acaricies.

Golpe seco apartando la mano: tu conejo está expresando que ya tiene suficientes caricias.

Breve sacudidas de orejas: lo utiliza para avisar cuando ya ha llegado al límite para aguantar un cepillado, corte de uñas o está sujeto demasiado tiempo.

Lamido en la mano: con este lamido expresan su gratitud o su cariño. Las lamidas mutuas entre conejos se llama “acto de contacto” o “acto de relaciones sociales”.

Cuerpo en tensión, cola extendida, cabeza estirada, orejas hacia adelante: atención, curiosidad y a la vez precaución. Es una postura que se usa cuando dos conejos desconocidos se encuentran. Controlar si el conejo inclina las orejas hacia atrás, es señal de agresión.

Frote de la barbilla contra un objeto: es la forma de marcar su territorio. Lo hace con una glándula odorífera situada debajo de la lengua del conejo que segrega a través de poros un aroma imperceptible para las personas.

Escarbar: lo hace por instinto, ya que en estado salvaje un conejo lo utiliza para hacerse su madriguera.

Ingestión de heces: estas heces vienen del ciego, suelen tener forma de riñón, son húmedas y brillantes (al contrario de las normales que son redondas). Los conejos se las comen directamente del ano para obtener las vitaminas necesarias para su organismo.  No es coprofagia. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder