Lhasa Apso, consejos para adiestrar

El Lhasa Apso es un perro con un comportamiento alegre y travieso, a la vez que distante. Es un buen perro de compañía, de carácter amable, y muy obediente si se adiestra correctamente.

lhasaapso1.jpeg

Es uno de los perros con un carácter más fuerte de entre todas las razas de perro pequeñas. Sin embargo, responden muy bien al entrenamiento motivacional con refuerzo positivo.

tyle=”line-height: 20.3999996185303px;”>Durante siglos, se ha utilizado como perro guardián, de modo que tiene un fuerte instinto a desconfiar de los desconocidos. Es muy importante hacer un buen trabajo de socialización para evitar problemas en ese sentido.

Al ser un perro pequeño, le cuesta controlar su vejiga, y hasta que el cachorro crezca un poco puede ser muy útil utilizar una jaula para adiestrar en ese aspecto.

Hay que tener en cuenta que es una raza muy propensa a mostrar dominancia. No es aconsejable tener este perro con niños, ya que les considera inferiores a él en importancia y tiene muy poca paciencia con ellos. Mantener rutinas como comer siempre antes que el perro ayudan a afianzar nuestro liderazgo.

Una vez el Lhasa Apso tiene claro quién manda, adiestrar en obediencia básica es sencillo. Hay que mantener las sesiones cortas y parar en cuanto veamos a nuestro perro que empieza a cansarse. Responde bien al refuerzo positivo y es aconsejable empezar con comida además de con alabanzas verbales.

El tono de voz es muy importante al adiestrar a este perro. Hay que usar un tono normal, tranquilo y confiado cuando demos una orden. En cambio, cuando queramos reforzar un buen comportamiento, debemos exagerar la emoción y usar un tono más alto. Usando un “no” con un tono bajo y contundente mandará una señal inequívoca. Si nos mantenemos constantes y somos pacientes, no tendremos problemas en adiestrar a nuestro perro para que tenga un comportamiento ejemplar y un carácter alegre. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder