Lhasa Apso, enfermedades y problemas de salud

El Lhasa Apso es un perro  de pequeño tamaño, originario del Himalaya. Una de las cosas por las  que destaca es por su tendencia genética a sufrir muy pocas enfermedades importantes.

lashaapso2.jpg

De todos modos, los ojos son uno de sus puntos débiles. De hecho, algunas de las disfunciones más habituales que sufren los perros de esta raza están relacionadas con la vista. Entre ellas, destacan el entropión y la queratoconjuntivitis seca. El entropión es un problema del párpado, que se inclina hacia el   interior del ojo, lo que puede provocar consecuencias importantes, especialmente lesiones más o menos graves en la córnea. Por otra parte, la queratoconjuntivitis seca es la responsable de que el ojo del perro no produzca lágrimas y esté, por lo tanto, excesivamente seco. Esta falta de humedad también puede causar lesiones en la córnea y las capas interiores del ojo.

Otra de las enfermedades comunes en los perros de la raza Lhasa Apso es la hipoplasia cortical renal, una malformación de los riñones que causa una degeneración gradual de su funcionamiento.

Finalmente, destacamos que esta raza tiene una cierta predisposición a sufrir enfermedades óseas hereditarias, como la displasia de cadera o  la luxación de rótula. La displasia de cadera es una  malformación de su articulación, que le impide encajar de manera correcta con la cabeza del fémur. Esto origina en el perro afectado cojera y un dolor más o menos intenso, asociado a la movilidad. Por su parte, la luxación de rótula implica que este pequeño hueso se desplaza provocando dolor y debilidad funcional en el perro.

Las enfermedades descritas en este artículo tienen tratamiento médico, por lo que no dudes en llevar a tu perro a la consulta de un veterinario de confianza, en cuanto notes  el más mínimo síntoma de la aparición de uno de estos trastornos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder