Llegada de un bebé al hogar

Los gatos suelen ser bastante "pasotas" ante la presencia de un bebé mientras no suponga un cambio muy radical en su rutina diaria.

gatoconbebe.jpg

Por eso debemos habituarlo poco a poco a los posibles cambios que producirá la llegada del bebé, por ejemplo: poner cintas con llantos durante un rato cada día, ya que muchos gatos suelen asustarse con este ruido, restringir unos meses antes la entrada a la habitación del bebé si no queremos que el gato se acueste en la cuna…

Una vez que el niño/a esté en casa y empieze a querer jugar con nuestro gato deberemos vigilar, ya que los bebés lo pueden tratar como un juguete poniéndolo nervioso y pueden provocar algun incidente indeseado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder