Los ácaros. Algunos perros son alérgicos

Al igual que las personas muchos perros también pueden ser alérgicos a los ácaros. Cuales son los síntomas de alerta más característicos y posibles tratamientos.

descarga10.jpg

Los ácaros son unos parásitos que viven en la piel de los perros, gatos y otros mamíferos. Pueden vivir tanto en la superficie como en el interior de la piel, en los poros y en los folículos capilares. Los ácaros adultos son pequeños y parcialmente transparentes, cosa que les distingue de las pulgas y garrapatas. Son tan pequeños que no se pueden apreciar a simple vista, y solo pueden identificarse utilizando un microscopio.

Al ser unos parásitos tan diminutos, no podemos identificarlos entre el pelaje de nuestro perro. No obstante, lo que sí podemos observar son sus efectos. La mayoría de ácaros producen irritación e inflamación en la piel, otros producen picores intensos y algunos excavan la piel para alimentarse y poner huevos.  Si la población de ácaros es excesiva, notaremos que nuestro perro se rasca, lame, muerde y frota intensamente las zonas afectadas, y a veces puede llegar a provocarse lesiones en la piel. Si detectamos este comportamiento en nuestro perro, debemos acudir al veterinario, que nos identificará el tipo de ácaro responsable y nos aconsejará sobre el mejor tratamiento.

El tratamiento varía en función del tipo de ácaro que tengamos. Existen numerosos tratamientos tópicos tales como jabones, champús, polvos, cremas y lociones. Además también podemos encontrar medicamentos orales e inyectables. Debemos recordar que además de eliminar los ácaros de nuestro perro, también debemos limpiar la cama, el collar, la correa y cualquier otra cosa que pueda albergar parásitos. También hay que tener presente que son altamente contagiosos, de manera que si tenemos más perros en casa, deberemos tratarlos aunque no muestren síntomas.  Como medida de prevención, es importante mantener una buena higiene y cuidar el pelo de nuestro perro.

Aunque los ácaros se pueden encontrar en perros limpios y saludables, al tratarse de unos parásitos altamente contagiosos, la afectación es mayor en los lugares donde la población canina es más abundante (refugios, albergues,…).

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder