Los gatos y la leucemia

Los gatos pueden padecer un tipo de leucemia provocado por el virus de la leucemia felina, un retrovirus que infecta únicamente a los felinos. Se transmite a través de la saliva o las secreciones nasales, y en casos graves puede llegar a ser mortal.

4782679808ccf22a517bz.jpg

Los síntomas de esta enfermedad son muy variados e incluyen desde pérdida del apetito y deficiencias en el pelaje hasta anemia, diarrea y enfermedades bucodentales. Los gatos se transmiten el virus entre ellos a través de los contactos sexuales o a través de la saliva (sobre todo con las mordeduras). Además, las gatas infectadas pueden transmitir el virus a sus cachorros durante la gestación y la lactancia.

 

El virus no sobrevive muchas horas en un ambiente seco, por lo que hay que procurar mantener siempre la caja de arena lo más seca posible para evitar posibles contagios. Sin embargo, el virus se transmite únicamente entre gatos, y no se han dado casos de contagio hacia otros animales (como perros, conejos u otras mascotas) ni hacia las personas.

 

La enfermedad puede dar lugar a muchos efectos en función de la salud que tenga nuestro gato y su capacidad de hacer frente a los virus. El gato puede combatir perfectamente a la leucemia felina y convertirse en un portador sano, pero que aunque él no enferme, contagiará a otros gatos. En cambio, en otros casos, la enfermedad puede sobrepasar la capacidad del sistema inmunitario de nuestro gato y este puede enfermar de más o menos gravedad.

 

Existe una vacuna para prevenir la leucemia, pero no es 100% efectiva y puede presentar efectos secundarios. Si pensamos que nuestro gato pudiera estar expuesto a estos virus, deberemos consultar con nuestro veterinario para que nos aconseje sobre la mejor opción a seguir. La incidencia de la leucemia felina es mucho mayor en los gatos de ciudad, los gatos callejeros o en mascotas, donde tiene una incidencia mayor que en gatos rurales. Esto se debe principalmente a la densidad de población, que aumenta el número de contactos y peleas entre gatos. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder