Los Geckos (general)

Los geckos según la clasificación taxonómica, son animales de la clase Reptilia, orden Squamata,  suborden Sauria, familia Gekkonidae  y subfamilia Eublepharinae.

Los encontramos en climas templados y tropicales de todo el mundo. 

especies reptiles - gecko.jpg

Descripción

El color de la mayoría de geckos varía entre tonos marrón y gris oscuro.  Varían en tamaño desde 1,5cm hasta 33cm.

Los geckos son característicos por su vocalización y capacidad de trepar, incluso por superficies verticales lisas como los cristales.

Sus dedos pueden ser estrechos y rectos o dilatados y cubiertos por debajo con filas de proyecciones filiformes que les ayudan a trepar por las superficies. Hay una especie, el gecko palmeado, que tiene membranas interdigitales casi completas.

Algunas especies tienen parpados móviles que utilizan para lubrificarse los ojos al mismo tiempo que los protegen de factores externos; otras en cambio, usan su lengua para mantenerlos limpios.

Varias especies de geckos arborícolas tienen cola prensil que, a veces, en su superficie inferior está modificada en filas de proyecciones pilosas parecidas a las de los dedos. De todas formas, estas modificaciones no son imprescindibles para vivir en los árboles, muchas especies carecen de ellas.

La mayoría son nocturnos, con colores y dibujos poco llamativos. En cambio, las pocas especies que son diurnas como los geckos de Madagascar, tienen colores más vivos. En estos casos, los machos adultos tienen mucho más colorido que las hembras.

Los nocturnos se diferencian de los otros por tener unos ojos más grandes y unas pupilas que se adaptan a la luz, estrechas con la luz solar y muy redondas en las noches sin luna. Los nocturnos tienen un oído muy desarrollado.  

Costumbres

Los sistemas de defensa de los geckos son variados. Podemos encontrarnos con el diplodáctilo de Williams que lanza un líquido viscoso desde unas criptas que están en la superficie dorsal de la cola. Este líquido pegajoso atrapa a depredadores como arañas o algún lagarto; otros, como los geckos volantes del sud este asiático tienen extensiones cutáneas a lo largo del cuerpo y la cola de manera que escapan de sus depredadores planeando; el gecko leopardo, se desprende de su cola que no para de moverse después de separarse del cuerpo, para que su atacante se fije en ella mientras él aprovecha para escaparse.

Se dice que su nombre “gecko” proviene de una palabra malaya que es una onomatopeya que reproduce el grito de una especie indonesia. Y es que, los geckos producen  una serie de chasquidos y gorjeos modulados que varían según la situación social.

Reproducción

Ponen unos 2 huevos con cáscara calcárea. Las crías recién nacidas rompen el huevo con el par de dientes puntiagudos que poseen en la punta de del hocico.

Muchas especies tienen lugares de puesta comunitarios.

Alimentación

La mayoría son insectívoros, aunque hay unos pocos que comen pájaros y pequeños mamíferos; otros, néctar y exudados dulces de corteza de árboles.   

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de 5)
Quizas también te interese
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder