Los perros son buenos para los niños

 Aspectos importantes a tener en cuenta si tienes niños pequeños y quieres tener un perro como mascota

royal-maxi-adult.jpg

¿Qué niño no ha soñado nunca con tener un perro? Para la mayoría de críos es su mascota favorita, y muchos padres no se resisten a la tentación de obsequiarles con uno. La verdad es que adquirir un perro puede tener muchos beneficios para los más pequeños de la casa, pero también es importante que antes de decidirte a hacerlo tengas en cuenta las consecuencias que puede tener esta nueva incorporación a la familia.

No olvides nunca que los perros necesitan cuidados, paseos y un completo mantenimiento, que te va a significar asumir varias responsabilidades. Por eso, es necesario que empieces por valorar si un perro va a encajar con el ritmo de vida de la familia. Si no es así, siempre puedes plantearte la opción de comprar otra posible mascota para tus hijos, como gatos, pájaros o peces.

Una vez hecha esta reflexión, y estando seguro de que un perro va a encajar en tu plan de vida familiar, ya solo te queda elegir una raza de perro que se adapte bien a los niños. Puedes estar seguro que, si lo escoges bien, convivir con un perro va a tener muchos efectos beneficiosos para los niños.

Si compras un perro con buen carácter, que se adapte a los juegos infantiles y no sea agresivo o dominante, la verdad es que los pequeños van a tener la oportunidad de crecer viviendo una relación única con su perro.

Los expertos en psicología infantil están de acuerdo en afirmar que adoptar un perro en un hogar tiene efectos positivos en la afectividad y sociabilidad del niño que va a compartir vida con él. A través de su relación con el perro, el niño aprenderá como puede demostrar sus sentimientos, y se estimulará su capacidad de comunicación con los demás.  Relacionado con esta idea está otro de los grandes beneficios de los perros para los más pequeños de la casa: su mayor sensibilización hacia su entorno. Y es que, gracias a convivir con un perro, los críos se darán cuenta de que tienen obligaciones hacia a él, como darle cariño, dedicarle tiempo, y respetar su espacio propio.

Es decir, si llevas un perro a tu casa, estarás educando a tus hijos en valores esenciales de comportamiento, ya que su cuidado implica el fomento del respeto a las normas y actitudes de responsabilidad. Así, les podrás enseñar la necesidad de tener pautas para sacarlo a pasear, darle de comer, y qué pueden hacer o no con su mascota, como dormir con él en la cama.

Si quieres que tus hijos disfruten de todas las ventajas que representa  tener un perro en casa, te recomendamos que te decidas por algunas razas que son conocidas por su instinto más ‘niñero’:

·         El Collie es un perro muy familiar, que adora y protege a los niños. Su fidelidad e inteligencia son una garantía de buena convivencia.

·         El Golden Retriever es un perro dócil y tranquilo que, por su carácter, se convierte en el compañero fiel de los niños de la casa. Bondadoso, y cariñoso, los niños acabarán adorándolo como a un gran peluche vivo.

·         El Mastín Español es un perro de grandes dimensiones, cuyo aspecto puede parecer apabullante. En realidad, tiene un carácter vivo, es alegre y muy bonachón con los niños de la familia.

·         Algo parecido pasa con el San Bernardo, un perro de enorme tamaño pero increíblemente bueno y pacífico. Su lealtad y bondad con la familia con la que vive se multiplica con los niños, a los que adora y demuestra constantemente su afecto.

·         El Beagle es alegre, dócil y tiene una gran paciencia. Por lo tanto, será el compañero perfecto para los niños pequeños ya que, soportará sin ningún problema cualquier cosa que le hagan mientras estén jugando.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder