Los preciosos peces mariposa

El pez mariposa (pantodon buchhozli) es uno de los habitantes más bonitos y peculiares del acuario de agua dulce. Feroz depredador y con hábitos nocturnos, el pez mariposa no es apto para todos los acuarios, pero sin duda su aspecto justifica el esfuerzo de mantenerlo.

chaetodonadiergastos.jpg

El pez mariposa proviene de cauces tranquilos de África occidental, donde pasa el tiempo en la superficie, bajo algunas plantas acuáticas, a la espera de poder conseguir alimento. La forma de cazar es de lo más curiosa, ya que su dieta se basa en insectos no acuáticos. Para llegar a ellos el pantodon se impulsa con sus aletas pectorales, que han evolucionado hasta tener una forma similar a las alas de la mariposa, y su potente cola, saliendo del agua con fuerza y llegando a su presa. Sus saltos pueden alcanzar los dos metros.

 

Este pez alcanza los diez centímetros de tamaño y se convierte en un depredador implacable en el acuario, por lo que cualquier compañero más pequeño será visto pronto como una presa. Las condiciones del agua son relativamente comunes, con un ph de entre 6,5 y 7 y una dureza de entre 5 y 10. La temperatura será de 27 grados, y el acuario debe de carecer de fuertes corrientes y, a ser posible, contar con algunas plantas flotantes.

 

Se puede combinar este pez con otros de gran tamaño y que habiten en las zonas medias y bajas del acuario, ya que él no abandonará nunca la superficie. Su alimentación se basará en piezas vivas y también puede complementarse con alimento comercial. En cuanto a la reproducción, esta es bastante complicada y exige un gran esfuerzo por parte del aficionado, que debe aumentar la temperatura del agua para que se produzca la puesta y posteriormente para que los huevos eclosionen. La alimentación de los alevines se llevará a cabo con colémbolos y artemia salina.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder