Los primeros juguetes del cachorro

Jugar es fundamental para el cachorro, no solamente porque se divierte sino porque además es una forma natural de comenzar a interactuar con su entorno y de aprender a compartir su vida con el dueño. Los primeros juegos son así muy importantes ya que pueden utilizarse para ir marcando una línea de adiestramiento y unas pautas a seguir entre la persona y la mascota.

doggy.jpg

El primer juguete y el principal que tiene que tener el cachorro en casa eres tú mismo. Es decir, con la interactuación entre ambos puedes ayudarle y motivar ciertos aspectos que el animal debe ir descubriendo (por ejemplo escondiéndote y llamándole le incentivarás a que busque y se familiarice con la casa, moviéndole y pasándole una golosina de una mano a otra para favorecer su atención y su olfato).

En cuanto a juguetes físicos tienes que tener claro que cualquier cosa de tu hogar es susceptible de convertirse en un juguete canino. Es decir, que por muchos juguetes especiales para él que le compres no es descartable que se acabe encaprichando con ese peluche al que tienes tanto cariño…es inevitable.

Pero también puede tener juguetes propios. Tienes que tener cuidado de comprar juguetes de calidad, siempre en centros autorizados, y que ni sean demasiado pequeños (podrían ser ingeridos), ni presenten piezas sueltas ni tengan componentes tóxicos. Además si cuentan con la aprobación del veterinario mejor aun.

Algunos de estos juguetes son los kongs, las pelotas de goma, los trozos de cuero y algunos juguetes de estirar. La cosa es ir probando hasta encontrar el que más guste al cachorro (y que puede gustarle durante toda su vida) y seguir con ese. Y que nunca se encuentre sin algo con lo que jugar, porque entonces recurrirá a tus muebles para entretenerse.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder