Manx, consejos higiene y cuidados especiales

El pelaje del Manx es corto por lo cual es muy sencillo de cuidar y mantener en perfectas condiciones, tanto en lo que se refiere a su estética como a su salud. El pelo es espeso con subpelo denso y de varios colores, es preciso cepillarlo una vez cada tanto para prevenir la acumulación de pelo muerto.

En cuanto a la higiene del Manx, no hay nada adicional que pueda valer la pena mencionar. 

manx3.jpg

Lo que si es preciso resaltar como cuidado especial del Manx es en relación a la cruza y cría. Esto es así porque por un lado, cada camada está compuesta por pocos cachorros y por el otro, porque no siempre sobreviven a los primeros días de vida.

Entonces, los expertos en Manx indican que bajo ningún concepto se debe proceder a cruzar dos Manx sin rabo, porque las crías padecerán malformaciones irreversibles y graves que provocarán la muerte antes de nacer o al poco tiempo del parto.

Una vez que el Manx “pasó” dos o tres semanas sin complicaciones, se convertirá en un gato fuerte, saludable y sobre todo, longevo. Su condición no modificará en nada su vida cotidiana y podrá jugar, correr, saltar y desarrollarse como cualquier otro gato con cola.

La higiene del Manx es igual a la de las demás razas. En lo que se refiere a sus objetos personales, al ser un gato muy juguetón (es bueno que haga ejercicio para fortalecer su cadera y columna vertebral) seguramente tendrá pelotas, muñecos, etc. Todos ellos deben desinfectarse cuando se compran y luego de vez en cuando para evitar que proliferen los virus y las bacterias.

El comedero y el bebedero se deben mantener en perfecto estado y el almohadón o cama cumplir con una rutina de limpieza una vez a la semana para quitar el pelo, aunque no será mucha cantidad porque no suele perderlo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder