Mastín español, conoce la raza, consejos

De la raza Mastín Español podemos decir que es una raza de perro mansa, cariñosa y equilibrada. Tiene un carácter ideal para convivir en una familia con niños.

La verdad es que son perros que no requieren de muchos cuidados especiales, con prestarle atención y afecto, y un lugar donde poderle hacer practicar algún tipo de ejercicio es suficiente.

Son perros con un cuerpo muy robusto, y evidentemente tiene una gran talla. Los machos pueden llegar a pesar unos 100 kilogramos!

mastin español 2.jpg

El Mastín Español es una raza de perro boyero de gran tamaño originaria de España, donde fue abundante en casi todo el territorio y hoy lo es de forma particular y desde antiguo en León, Zamora, Asturias y Cantabria.

Una de sus variedades es el Mastín del Pirineo.

El Mastín Español es el perro que aparece en “Las Meninas” de Velázquez.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

En el pasado y hoy en día estos perros son utilizados como guardianes de ranchos y haciendas aisladas, perros de guarda para proteger los rebaños del ataque del lobo.

Perro de carácter rústico, cariñoso, manso, noble y de gran firmeza frente a las alimañas y los extraños y seguro de si mismo. Es un moloso inteligente y no desprovisto de belleza.

Tienen un temperamento equilibrado que les hace ser buenos perros de compañía pero que mantienen su instinto. Es el perfecto perro guardián, seguro de sí mismo y con un gran sentido de la territorialidad y posesividad. Su ladrido es ronco, grave, profundo y muy sonoro. El Mastín puede dejar salir su gran ferocidad si percibe que el dueño está en peligro.

El Mastín es un perro extrovertido, de apariencia amigable y pacífica, es un perro “bonachón”. Su carácter lo hace especialmente adecuado para los niños, por quienes siente especial atracción. Es lo bastante grande para proteger con mesurada agresividad.

Es un perro con una gran intuición e inteligencia, obediente, manso e un poco independiente.

Es importante no descuidar la educación del cachorro y mostrarse firme desde un primero momento. El Mastín tarda en atender a las órdenes y es necesario paciencia y constancia. Tanto si deseas adiestrar a un Mastín cachorro o a uno adulto, puedes visitar a nuestros patrocinadores en petclic.es para realizar este proceso con mayor éxito.

Cuidados y Salud:

Este Mastín es un perro fácil de cuidar. Lo más importante es ofrecerle afecto, una buena y abundante comida y un jardín amplio en el que pueda hacer ejercicio a su aire. Además de ejercicio diario y largos paseos por el campo.

La enfermedad que más afecta al Mastín Español es la temida displasia de cadera.

Historia:

Sobre sus orígenes hay varias teorías. La que tiene un mayor peso es la que asegura que fueron los fenicios, en el curso de sus viajes comerciales, los que introdujeron en la Península Ibérica mastines procedentes de Siria o de la India. Estos perros son los que habrían dado lugar con los años a las diversas razas de perros de guarda españolas que conocemos, como son el Mastín Español, Refeiro de Alentejo, Mastín de la Sierra de la Estrella y la raza que nos ocupa, el Mastín del Pirineo.

Se tienen noticias de esta raza de perro desde hace siglos, si bien el reconocimiento oficial llegó en 1946. Parece que los primeros ejemplares se criaron en Extremadura con el cruce de perros provenientes de regiones lejanas, posiblemente de la India.

Durante siglos, el Mastín ha acompañado a los rebaños de ovejas transhumantes que recorrían las cañadas reales leonesas atravesando de Norte a Sur la Península Ibérica, defendiendo al ganado del ataque del lobo.

El Mastín contaba con la protección de su abundante papada así como con carlancas o carranclas, especie de collares gruesos de metal con pinchos. En algunos lugares es conocido como perro merinero por acompañar al ganado ovino de raza merina.

A finales del siglo XIX con la desaparición de la Mesta y de los traslados de ganado, el Mastín sufrió un retroceso, que se acentuó durante el siglo XX y de forma más drástica después de la Guerra civil Española y su consiguiente periodo de escasez.

El primer patrón racial del Mastín fue realizado por la FCI en 1946, basándose en las características de tres ejemplares del centro de España, estos ejemplares eran del tipo ligero, que aún quedaban en las explotaciones ganaderas y que también eran usados para la caza.

En 1981 se creó la Asociación Española del Perro Mastín Leonés, que organizó un programa de cría buscando el tipo de Mastín grande y fuerte de tiempos pasados y redactó un nuevo patrón racial.

Apariencia General

Este perro es un moloso de gran talla, hipermétrico y mediolíneo. Bien proporcionado, muy potente y musculado, de esqueleto compacto. Es un perro muy potente y robusto, pero a la vez flexible y ágil.

Esta raza de perro se caracteriza por su cabeza grande (pero proporcionada) y su papada. De ojos pequeños (en relación al cráneo) y orejas medianas y caídas. Se trata de un perro de gran belleza que no deja indiferente a quien le contempla.

Su pelaje es tupido, grueso, liso y semi-largo.

En cuanto al color del pelaje, hay una gran variedad como amarillos, negros, leonados, cervatos… pueden ser uniformes (suelen ser los más apreciados) o combinados.

No hay límites exactos de medidas, pero las medidas han de ser armoniosas. La altura a la cruz para esta raza de perro debe ser mínimo 77 cm para los machos y 72 cm para las hembras, aunque se recomiendan alzadas superiores a 80 cm para los machos y 75 cm para las hembras.

El Peso oscila entre 90 y 100 kg en los machos y entre 55 y 77 kg en las hembras.

Muchos ejemplares de esta raza de perro tienen un doble espolón en las patas traseras.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 3,75 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder