Mastines, enfermedades y problemas de salud

Los Mastines como muchas razas de tamaño gigante tienen una predisposición genética a sufrir displasia de cadera, displasia de codo y torsión de estómago. También son sensibles a sufrir diferentes alteraciones oculares leves.

mastinespanol2.jpg

Los Mastines son perros de imponente presencia, por su físico rudo y resistente. Pero, precisamente su tamaño puede convertirse en un problema de salud, ya que es uno de los factores clave para la aparición de displasias hereditarias, especialmente de cadera.

La displasia de cadera es un trastorno de la articulación de la cadera, que impide el encaje correcto de la cabeza del fémur en ella. Tiene una base genética muy importante, pero también contribuyen a su aparición la obesidad, y el hecho de forzar a los cachorros a hacer ejercicio demasiado duro. Sus principales síntomas son el dolor que aparece con el movimiento y la cojera.

Otra de las enfermedades parecidas es la displasia de codo, que aparece en la articulación que une el húmero, el cúbito y el radio.

Asimismo, los perros de esta raza también tienen tendencia a padecer otro de los problemas de salud habituales en los perros de gran tamaño: la torsión gástrica. Esta enfermedad se origina cuando los ligamentos del estómago no tienen capacidad para aguantarlo de manera adecuada, y eso permite  que el órgano pueda llegar a girarse por completo, causando consecuencias serias. Aunque no hay garantías de prevención, ayuda proporcionar la comida de manera gradual al perro, y evitar que haga ejercicio después de comer.

Finalmente, destacamos que en los Mastines también son comunes las disfunciones leves oculares, como el ectropión y el entropión. Ambas enfermedades se producen por  una inclinación incorrecta del párpado inferior hacia el interior o exterior del ojo, que pueden tener consecuencias en la vista, como  infecciones, inflamaciones y heridas en la córnea.

De todos modos, no dejamos de recordarte que todas estas enfermedades pueden ser tratadas médicamente.  Ante cualquier síntoma, lleva a tu perro a la consulta de un veterinario para que pueda tener una buena calidad de vida.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder