Mastines, su relación con los niños y en familia

Los Mastines son una raza de perros tranquilos, nobles, cariñosos, muy protectores de la familia pero reservados y desconfiados con los desconocidos. Son unos perfectos perros guardianes que precisan de gran espacio físico para moverse y hacer ejercicio. Se relacionan muy bien con los niños, con los que les encanta jugar, pero por su gran complexión física es necesario supervisarles para evitar accidentes involuntarios.

mastindelospirineos3.jpg

Los Mastines han sido una raza de perro que tradicionalmente ha sido utilizada como perro protector del ganado. Hoy en día, siguen desempeñando la misma función aunque en menor medida, siendo más utilizados para la protección de propiedades y fincas.

Son unos perros muy nobles, muy seguros de sí mismos y muy protectores con su familia y con lo que estén guardando, por lo que son unos perfectos perros guardianes.

-Relación con la familia

Los Mastines son nobles, cariñosos y muy mansos con la familia con la que conviven, siendo muy reservados y desconfiados con los extraños, mostrando una gran firmeza hasta que alguno de sus dueños lo salude y acepte.

Son perros muy tranquilos y poco ladradores que sólo lo harán cuando noten la presencia de algún desconocido, permaneciendo siempre vigilantes y alerta aunque no lo parezca.

Es obvio que los Mastines no son apropiados para vivir en un apartamento, ya que son perros de campo que necesitan de grandes espacios al aire libre para poder moverse libremente, realizar el ejercicio físico que necesitan y donde poder descansar y dormir.

Los Mastines son perros algo tozudos que no siempre obedecerán, para evitar esto, debemos educarlos de forma constante desde una edad temprana, debido a que son perros que no aprenden a la primera. De este modo podemos conseguir que se hagan más obedientes, hecho que nos favorecerá viendo su tamaño, agilidad, potencia y fuerza.

En cuanto a su manutención, supondrá un gasto importante, ya que son perros que ingieren grandes cantidades de comida al día.

-Relación con los niños

El carácter de los Mastines los hace apropiados para convivir y relacionarse con los niños, compartiendo horas de juego juntos. Pero al igual que ocurre con otros perros, no es aconsejable dejarlos solos sin vigilancia durante dicho momento.

Para favorecer esta convivencia, es aconsejable socializar y educar a los Mastines correctamente, al igual que a los niños, a los que hay que enseñar a respetar y cuidar a los Mastines para fortalecer y afianzar el vínculo afectivo entre ellos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder