Mau egipcio, consejos higiene y cuidados especiales

El Mau egipcio es un gato con características especiales en todo sentido.

En primer lugar, porque su pelaje llama mucho la atención (es atigrado o con motas oscuras) y en segundo porque es muy sencillo  cuidar de su limpieza.

 

 

mauegipcio3.jpg

La higiene del Mau egipcio incluye el cepillado de su manto una vez a la semana nada más, porque es corto (aunque denso). De esta manera, quedará todavía más sedoso y suave y maravillará a todo aquél que lo mire.

Por otra parte, es preciso cuidar especialmente al Mau egipcio de los cambios de temperatura bruscos, ya que es propenso a sufrir enfermedades respiratorias como el asma. Es por ello que los veterinarios no aconsejan bañar al Mau egipcio, para evitar que tome frío y se enferme.

Igualmente, esto no generará problemas en la higiene del Mau egipcio porque es un gato muy limpio y aseado, como la mayoría de los felinos domesticados. Si el dueño desea bañarlo apesar de ello, es preciso secarlo bien al sacarlo de la tina (con toalla y secador de pelo en lo posible) y que el agua esté tibia a caliente. Además, no repetir el baño hasta el siguiente mes, al menos.

Otro de los cuidados específicos del Mau egipcio es en relación a los medicamentos: es sensible a los anestésicos y sufre alergias con algunos fármacos. No está aconsejada la “automedicación” sin consultar primero al veterinario en ningún caso, pero en este en particular, bajo ningún punto de vista.

Por último, la higiene del Mau egipcio debe dedicarse también a sus efectos personales (de los cuáles puede ser bastante posesivo). Es preciso limpiar su comedero a diario, cambiar el agua todos los días aunque no la haya bebido por completo, quitar el pelo del almohadón (que no será mucho por tener pelaje corto) una vez a la semana y desinfectar de vez en cuando sus juguetes.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder