Mau egipcio, salud y prevención de enfermedades

El Mau egipcio es una raza que si bien es fuerte debido a sus antepasados salvajes, puede tener algún tipo de complicaciones que es preciso tener en cuenta.

Los problemas de salud en el Mau egipcio no son frecuentes si los dueños prestan atención a los factores ambientales.

 
mauegipcio1.jpg

No se puede decir que el Mau egipcio es un animal frágil, aunque sea preciso evitar exponerlo a los cambios bruscos de temperatura, así como también a los fríos invernales. Algunos indican que esto se debe a que su origen es en un lugar muy cálido y desértico, sin embargo, muchos ejemplares se han acostumbrado a vivir en sitios tan fríos como el Norte de Rusia.

El Mau egipcio es propenso a sufrir problemas respiratorios como ser asma. También hay casos de Mau egipcio con cardiopatías hipertróficas. Las potentes y largas patas pueden llegar a sufrir luxaciones de rótula, debido a que le gusta mucho correr y saltar.

Por otra parte, es necesario tener en cuenta que el Mau egipcio sufre de gran sensibilidad a los anestésicos y que puede padecer alergias a los medicamentos. Es conveniente que cualquier tipo de tratamiento médico del Mau egipcio sea llevado a cabo por un experto, es decir, un veterinario cualificado.

Si bien los dueños de muchos gatos optan por bañar al animal, en el caso del Mau egipcio no se recomienda hacerlo, más que nada para que no tome frío y evitar que se enferme. No habrá problemas en cuanto a su higiene, debido a que es muy limpio, al igual que los demás felinos domésticos.

Muchos pueden considerar que el Mau egipcio es un gato “delicado” y difícil de cuidar, sin embargo, lo único que necesita es atención por parte de sus dueños, así como también cumplir con sus vacunas y llevarlo al veterinario si presenta algún decaimiento o cambio en su comportamiento.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder