Mau egipcio, su conducta y vivir con él

El Mau egipcio es un gato con fuertes y arraigados instintos felinos, por sus antepasados salvajes del desierto.

Es un gran cazador, muy discreto, silencioso e independiente, suele pasar desapercibido en cualquier ambiente, sea en el interior de la casa o en el jardín.

 
mauegipcio2.jpg

El Mau egipcio además es bastante sociable y cariñoso con las personas que conoce, pero puede ser algo desconfiado y apático con los que no son de su entorno familiar. Suele ser bastante posesivo con sus cosas materiales (juguetes, almohadón, etc), y también con los sentimientos de los dueños, con los que será extremadamente fiel.

Aunque presente un gran instinto cazador, el Mau egipcio puede adaptarse sin problemas al interior de un piso y quedarse solo. Lo que si hay que tener en cuenta es que ante la primera posibilidad que encuentre intentará escapar al exterior, ya que es un gato muy curioso y con un gran sentido de la aventura.

El Mau egipcio es un gato afectuoso y sereno, una mascota perfecta porque se adapta a todo ambiente y además, por su pelaje atractivo, una combinación perfecta entre lo exótico y lo misterioso. Tiene pelo atigrado o con manchas más oscuras, vive entre 9 y 15 años.

Además, el Mau egipcio es muy ágil y activo, por lo que precisa de una buena dosis de ejercicio diario. El hogar perfecto para este gato es el que ofrezca un lugar al aire libre como ser un patio, un jardín, un parque o un balcón al menos. Es necesario protegerlo del frío y de la lluvia porque es sensible a los cambios de temperatura. Se le puede enseñar a salir de paseo con correa, porque lo aceptará y no “pondrá objeciones”.

El Mau egipcio es un gato inteligente y con excelente memoria. Aprenderá cómo abrir ventanas y puertas aunque estén cerradas, tiene una voz suave y para comunicarse utiliza el gorjeo.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder