Mejor adoptar que comprar

En este apartado sólo queremos realizar una reflexión sobre las preferencias de adopción o de compra de un animal.

mejor adoptar que comprar 2.jpg

No pretendemos entrar en la legislación vigente sobre estos temas, aunque sí, mencionarla, ya que si nos parasemos a regularla, de una forma lógica, posiblemente este debate tendría menor importancia de la que tiene ahora.

Los animales de compañía abandonados aumentan con la crisis, esto es lo que parece desprenderse de los últimos informes, pero hay otras causas, el verano, el capricho por una mascota a la que luego no se quiere atender, cualquier excusa es buena cuando alguien quiere deshacerse de un animal.

Cada tres minutos y medio algún ayuntamiento o protectora de animales de España recoge de la calle una mascota; al día, suman 400 entre perros y gatos. En 2009, 115.879 perros fueron rescatados del abandono o extravío y más del quince por ciento fue sacrificado.

Estos datos nos debería hacer reflexionar sobre la elección de adoptar una mascota o comprar una mascota, desde aquí no seremos nosotros quien dictemos ese criterio, de forma individual deberíamos hacerlo, pero cualquier animal de un Centro de Acogida, puede ser tan buen candidato como otro de una tienda. Además en estos centros se pueden encontrar perros tanto adultos como cachorros y de cualquier raza.

En nuestra mano está cambiar esos datos y ayudar a los animales que, cada día, entran en protectoras, albergues y demás instituciones que se dedican, generalmente, sin ánimo de lucro, a atender a esos animales.

Todos los seres humanos, a lo largo de nuestra vida, seguro que pediremos una segunda oportunidad, pero mi pregunta es ¿estamos dispuestos a dársela a esos animales que fueron abandonados?

Evidentemente existe la posibilidad  de comprar en una tienda, en un criadero o cedido por algún amigo, cada individuo decidirá que quiere o es más oportuno hacer, ahora sí, la satisfacción de compartir la vida con un animal, debería ir más allá de la estética de este y del consumismo puro y duro.

Cada animal que se compra en una tienda, es un animal menos que podría haber salido de un centro de acogida.

Sólo, piénsalo…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder