Mi perro come hierba, porque?

Los perros pueden comer hierba por diferentes motivos, para purgarse, por deficiencias o carencias nutricionales o a veces por aburrimiento. Se trata de ver que motivo es el que hace que nuestro perro coma hierba para poder solucionarlo. Es una costumbre que más allá del hecho de ser peligrosa en sí,  puede serlo actualmente porque muchas hierbas contienen  pesticidas o por la toxicidad de algunas plantas de los jardines.

porquelosperroscomenhierba.jpg

Muchos perros comen hierba cada vez que salen al exterior  y a veces incluso vomitan. ¿Debemos preocuparnos? ¿Por qué nuestro perro come hierba? Hay muchas posibles razones para este comportamiento. Algunos creen que los perros comen hierba cuando no se encuentran bien para purgarse, provocándose el vómito y sentirse así mejor. Otros no están de acuerdo porqué que no creen que un perro tenga la capacidad de decidir comer hierba voluntariamente con el objetivo de purgarse para tratar su malestar. Aparte, la mayoría de perros no muestra ningún síntoma de malestar que pudiera justificar ese comportamiento, y curiosamente, menos del 25% de los perros que comen hierba llegan a vomitar, cosa que indica que no es un mecanismo de purga demasiado efectivo. Otros estudios sugieren que un perro podría estar comiendo hierba para intentar tratar parásitos intestinales o incluso cubrir algunas deficiencias en su alimentación (básicamente una falta de fibra).

Si sospechamos que nuestro perro no come hierba como mecanismo de purga sino que lo hace por aburrimiento, podemos solucionar el problema con ejercicio. Si le mantenemos ocupado, hacemos que gaste su energía y le damos juguetes para morder, puede que se acabe el problema. En cambio, para comprobar que nuestro perro no tenga una deficiencia alimentaria, podemos probar de cambiar a una dieta alta en fibra durante varios días, para aliviar así el problema si existiera. Si nuestro perro sigue comiendo hierba después del cambio de dieta, podemos descartar los problemas alimentarios.  

Debemos tener presente que aunque la hierba en sí misma no es perjudicial, puede contener herbicidas y pesticidas. Estas sustancias pueden ser muy tóxicas si se ingieren. Los fertilizantes son una de las causas más comunes de intoxicación en mascotas. Además, algunas plantas típicas de jardines son tóxicas. De modo que debemos prestar atención al tipo de hierba que come nuestro perro, para asegurarnos que está libre de sustancias peligrosas y que es inofensiva para comer. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder