Micosis. Enfermedades del perro

Micosis. Enfermedades del perro. Conoce las enfermedades de los perros, Sintomas, tratamiento, prevención, causas y consecuencias.

micosisenfermedadesdelperro1.jpg

La micosis es una enfermedad que afecta al perro por una infección casual que se produce al entrar en contacto con varios tipos de hongos que pueden  afectar a su piel. En realidad, esta enfermedad puede afectar a varios animales (como el gato) e, incluso, al hombre.

Existen diversos hongos microscópicos que producen micosis al alojarse en la piel, el perro o las uñas del perro. De todos ellos, el que tiene más incidencia en el organismo de los perros es el microsporum canis, que también afecta sobretodo a gatos.

Los principales afectados por la micosis

El hongo o microorganismo que produce la micosis afecta, sobretodo, a los perros que tienen menos resistencia a las infecciones. Es decir, a los cachorros y los animales más viejos. También es más fácil que se infecten los perros que no han estado nunca expuestos a este patógeno y, por lo tanto, no han generado defensas contra él.

De hecho, los veterinarios existen en que hay una predisposición genética a desarrollar micosis por problemas de defensas inmunológicas, y también resaltan la importancia de los factores ambientales, ya que el hongo se desarrolla mejor en climas cálidos y húmedos.

Es importante señalar que las personas con problemas de defensas tienen especial predisposición a contagiarse de micosis. Por lo tanto, hay que evitar que entren en contacto con el perro afectado hasta que se cure.

El diagnóstico de la micosis

Si vemos que el perro tiene alguna zona de su piel sin pelo ( especialmente en la cabeza y extremidades), pero no tiene costra ni picor, podemos sospechar que padece algún problema de micosis. Por lo tanto, ante un síntoma como éste  es necesario que acudamos de inmediato al veterinario para que le haga un diagnóstico concreto e inicie el tratamiento adecuado con una medicación específica.

La manera en cómo se hace el diagnóstico es muy importante, ya que es necesario identificar el hongo causante de la micosis para conseguir un tratamiento adecuado y muy eficaz. Para conseguirlo, el veterinario puede recurrir a una lámpara con luz especial de fluorescencia que facilita la identificación de algunos tipos de hongos. Otros métodos de identificación son el examen microscópico y el cultivo en laboratorio, aunque es mucho más lento.

El tratamiento de la micosis

El tratamiento de la enfermedad de la micosis que pautará el veterinario dependerá del estado del animal y de su grado de afectación. Si es un cachorro y tiene lesiones que aun están poco evolucionadas, se prescribirán baños con productos adecuados y la aplicación de medicamentos tópicos.

En el caso de que el perro tenga la enfermedad más avanzada , y por lo tanto sus lesiones sean más extensas , el veterinario optará por un  tratamiento basado en antimicóticos, que se dividirá en dos tomas diarias. Además, se complementará con baños con productos médicos adecuados. De todos modos, es importante tener en cuenta que los medicamentos antimicóticos acostumbran a tener efectos secundarios en la mayoría de perros, como falta de apetito, vómitos o diarrea. Por lo tanto, siempre debemos seguir los consejos de administración del veterinario, cara a conseguir que le afecten lo mínimo posible.

Además del tratamiento prescrito, siempre es importante cuidar de que nuestro perro tenga siempre su aparato inmunológico cuidado, para que pueda reaccionar con eficacia ante la infección por hongos. Para ello, es importante que esté bien alimentado, desparasitado y reciba las vacunas adecuadas. De esta manera, se consigue que sus defensas estén siempre altas y evite muchas patologías infecciosas. No podemos olvidar que los hongos están presentes en cualquier lugar, por lo que la prevención es complicada y es mucho mejor aumentar su resistencia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder