Miedos o fobias más comunes

Detectar que un perro tiene miedo es bastante fácil si se tiene en cuenta su reacción de  tensión en general, y con las orejas hacia  atrás. En cambio, es más complicado en muchas ocasiones aclarar cual es el motivo de esta sensación.

mejoradoptarquecomprar2.jpg

A grandes rasgos, podemos decir que los miedos en los perros se centran en los ruidos u objetos y su sociabilización. En definitiva, tu  mascota puede reaccionar mal ante un trueno – por poner un ejemplo -, pero también cuando se encuentra con otras personas o perros en la calle.

Miedo social

Empezamos por una de las fobias de los perros que resulta más incómoda por su cotidianeidad, la social. Un animal tiene que salir a la calle diariamente y, si tiene miedo a los otros perros o a personas, esta experiencia puede convertirse en una verdadera pesadilla para él y para la persona que le acompaña.

Este tipo de miedo se tiende a pensar que es fruto de malos tratos previos, pero la verdad es que puede deberse a un trauma previo o, lo que es más habitual, a una falta de socialización cuando el perro era un cachorro.

Miedo a ruidos

El otro gran grupo de miedos de los perros es el que se debe a ruidos fuertes que pueden pasar en un momento determinado, como los truenos de las tormentas. Uno de los problemas principales que presentan es que van a más cuanto mayor se hace el perro, lo que implica que hay que atajarlos lo antes posible. De hecho, algunos animales llegan a ponerse nerviosos cuando ya intuyen que la situación que provoca el ruido temido va a producirse.

La reacción ante este tipo de fobias de los perros puede tener intensidades muy variadas, siendo la más extrema un ataque de pánico que incluya temblores, jadeos y gemidos. Es importante buscar ayuda de un profesional ante estas situaciones.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder