Montaña de los Pirineos, consejos para adiestrar

El Montaña de los Pirineos es una de las razas de perro más antiguas.

En la actualidad podemos tenerlo como perro guardián o como mascota, ya que tiene un comportamiento relajado, paciente y tolerante.

montanadelospirineos2.jpg

Tiene un carácter serio y tranquilo, aunque es afectuoso y amable.

No obstante, posee un fuerte instinto de perro guardián, y tiende a mostrar recelo hacia los desconocidos, ya sean personas o perros. Hay que hacer un buen trabajo de socialización con gente y demás perros y mascotas para evitar problemas futuros. La época más importante es entre las 8 semanas y los 3 meses de vida.

Con el Montaña de los Pirineos debemos empezar cuanto antes a adiestrar para andar con la correa suelta. Tiene mucha fuerza y no debemos esperar a que sea adulto y nos sea más difícil manejarlo.

También es una raza que tiende a mostrar afecto saltando encima de la gente. Hay que cortar este comportamiento desde cachorro si no queremos tener algún disgusto cuando sea mayor, ya que puede tirarnos al suelo fácilmente.

El Montaña de los Pirineos puede tener un carácter bastante independiente y si no adiestramos adecuadamente en obediencia básica puede tener un comportamiento lejos de lo esperado. Es especialmente importante que nos aseguremos que acuda a nuestra llamada, ya que si no hemos trabajado bien ese aspecto, el perro puede simplemente ignorarnos y seguir a su aire.

Hay que prestar atención a la afición a masticar que tienen de cachorro. No hay que consentir en ningún momento que nos muerda al jugar y adiestrar cuanto antes para cambiar este comportamiento, ya que si lo permitimos, desarrollará un carácter dominante de adulto.

Por otro lado, entre los 5 meses y el año pierde los dientes de leche y necesita masticar mucho para poder deshacerse de ellas. Hay que proveerle con los juguetes adecuados para ello si no queremos que se coma nuestras zapatillas y todo lo que encuentre.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder